Quantcast

Jugar al aire libre promueve la actividad física en la adolescencia

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los investigadores de un nuevo estudio que será publicado en 'The Journal of Pediatrics' concluyen que el tiempo que pasan los niños al aire libre después de la escuela se asocia positivamente con la realización de actividad física entre moderada y vigorosa (MVPA, por sus siglas en inglés).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los jóvenes participen en un mínimo de 60 minutos de MVPA cada día. Los estudios han demostrado que los jóvenes experimentan la mayor parte de su MVPA durante el horario escolar y piensan que el aumento del tiempo libre después del horario escolar aumentaría la MVPA.

Los doctores Lee Schaefer y Jonathan McGavock, junto con colegas de la Universidad de Alberta, en Canadá, analizaron a 306 jóvenes de 9 a 17 años de edad que participaron en el 'Healthy Hearts Prospective Cohort Study of Physical Activity and Cardiometabolic Health'.

Durante el invierno y la primavera del año académico 2008/2009, los participantes llevaron un acelerómetro y completaron una encuesta vía digital sobre el tiempo que pasaron al aire libre después de la escuela, incluyendo actividades organizadas y el juego libre.

Los resultados mostraron que los jóvenes que dijeron no pasar tiempo al aire libre después de la escuela (17 por ciento) realizaron 21 minutos de MVPA menos al día, además de 70 minutos diarios más de comportamiento sedentario, que aquellos que informaron que pasaban la mayor parte de su tiempo al aire libre a la salida del colegio (39 por ciento).

En general, los jóvenes que estuvieron la mayor parte de su tiempo al aire libre tras la escuela eran tres veces más propensos a cumplir con las pautas de actividad física diaria y tenían significativamente niveles de aptitud cardiorrespiratoria más altos que sus pares que no pasaban mucho tiempo a la intemperie. Los efectos positivos de la actividad al aire libre se mantuvieron incluso en los meses de invierno.

Aunque este estudio encontró que el 34 por ciento de los jóvenes logra realizar la cantidad recomendada de 60 minutos de actividad de moderada a vigorosa cada día, se necesita más investigación. Estos hallazgos apoyan la promoción de las actividades al aire libre como un método para aumentar la MVPA en la juventud.

Debido a que los jóvenes pasan una cantidad considerable de tiempo en la escuela, las políticas de bienestar escolar deben incluir planes diseñados para aumentar la actividad al aire libre. Según Schaefer, «las escuelas y los padres deben fijar un tiempo al aire libre para los niños, en un esfuerzo por aumentar los niveles de actividad física e impulsar una buena salud».