Quantcast

Un total de 847 radares trabajan a pleno rendimiento en España, 100 menos que desde que en 2011

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Un total de 847 radares (móviles y fijos) trabajan a pleno rendimiento en España, 100 menos desde que la actual responsable María Seguí llegó a la Dirección General de Tráfico (DGT), algunos por quedarse obsoletos, según ha confirmado durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados donde ha realizado un balance de las víctimas de tráfico en 2013.

Así, a día de hoy operan 847, de los que 181 se han prestado a la policía local de algunos municipios con los que se han firmado convenios, y el resto, 666, son operados por la DGT y con menos sanciones que otros años. Fuentes de la DGT han recordado el compromiso de la directora de no gastar ni un euro en la compra de nuevos radares fijos durante 2014.

En cuanto a la alerta suscitada por algunos portavoces parlamentarios respecto a un previsible aumento de las víctimas en lo que va de este 2014, Seguí ha pedido un «análisis pausado» y no diario porque, si no, el discurso se «envuelve en un torbellino y sin productividad».

7 FALLECIDOS MÁS QUE HACE UN AÑO

Según ha precisado, a día de hoy, y en vías urbanas hay 528 fallecidos, 7 más que en el mismo día del año pasado, lo que representa un porcentaje de un 1 por ciento más.

Durante su comparecencia, Seguí ha realizado un balance de la siniestralidad vial en 2013, año en el que se produjeron 89.519 accidente de tráfico con víctimas y fallecieron 1.680 personas (223 menos que el año anterior), de las que 10.086 fueron ingresadas en un centro hospitalario 114.634 resultaron heridos leves, lo que supone un descenso del 12 por ciento con respecto al número de víctimas de 2012.

Según ha destacado, esta reducción de víctimas hace que España suba a la quinta posición en países de la UE por tasa de víctimas mortales de tráfico, con 36 muertos por cada millón de habitantes, por detrás de Suecia, Reino Unido, Dinamarca y Países Bajos. La media europea se sitúa en 52.

A su vez, ha indicado que ha descendido un 15 por ciento el número de fallecidos en carreteras y un 2 por ciento en vías urbanas, aún así en las carreteras convencionales donde se siguen produciendo casi ocho de cada diez accidentes mortales.

Por otro lado, ha destacado que 171 de los fallecidos no usaban cinturón de seguridad, entre ellos 4 niños que no llevaban ningún sistema de retención infantil.

PARQUE DE VEHÍCULOS

Además, la directora de Tráfico ha resaltado que el parque de vehículos descendió un 1 por ciento respecto al año anterior, produciéndose el mayor descenso en turismos, mientras que el parque de motos y otros vehículos aumentó otro 1 por ciento.

En este sentido, Seguí ha alertado de que el parque automovilístico ha seguido envejeciendo, lo que ha supuesto que más de la mitad de los turismos que circulan por carretera tienen diez años y medio o más, hecho que incrementa el riesgo de fallecer o resultar herido grave al compararlo con los accidentes ocurridos en vehículos de menos de cinco años de antigüedad.

«Se trata de un factor de riesgo modificable que hay que barajar porque un vehículo más antiguo es más peligroso para el usuario. Un vehículo antiguo duplica, triplica y cuadriplica el riesgo de muerte de los usuarios del vehículo o los usuarios con los que se encuentra», ha avisado.

Sobre los puntos negros, excluyendo Cataluña y País Vasco, que tiene sus competencias autonómicas, aumentan a 600 respecto a los 493 del año pasado. «Habiendo un aumento del número de puntos negros hay una reducción del número de personas que fallecen en esos puntos», ha apostillado.

FACTORES CONCURRENTES

Seguí también ha detallado que la velocidad inadecuada estuvo presente en el 22 por ciento de los accidentes mortales, en el 10 por ciento de los accidentes con todo tipo de víctimas y en el 17 por ciento cuando el accidente con víctima tiene lugar en vía interurbana.

En cuanto al alcohol y las drogas, según el informe Druid 2013 de la DGT, el 12 por ciento de los españoles que conducen turismos han consumido alguna droga ilegal o alcohol antes de conducir.

Es más, ha alertado de que el 43 por ciento de los conductores fallecidos en 2013, y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, presentaron alguna sustancia psicoactiva en el organismo, siendo el alcohol la sustancia más común entre los fallecidos analizados (67%), seguida de las drogas de comercio ilegal (35,4%). El 44% de peatones también presentaron resultados positivos a drogas, psicofármacos o alcohol.