Quantcast

'Mamading' y otros juegos sexuales de discotecas

Mallorca, Ibiza o Benidorm son los destinos preferidos por los turistas, en su mayoría británicos y alemanes, que buscan en nuestro país una oferta de sol y diversión a partes iguales. Algunos empresarios agudizan el ingenio, haciendo equilibro sobre la fina línea de la legalidad, con el objetivo de atraer a jóvenes dispuestos a gastar lo que sea necesario con tal de ingerir todo el alcohol que sea posible.

El último caso pone todos los focos en Magaluf, Mallorca. Algunos de los locales de ocio reclaman la atención de los turistas con una vergonzosa oferta: el 'mamading'. Barra libre a las chicas que estén dispuestas a hacer felaciones a los clientes que se ofrezcan voluntarios. Todas las instituciones han mostrado su indignación ante tal práctica.

El 'mamading' es el último, pero no es el único caso que ha escandalizado a la opinión pública. En su mayoría son prácticas que vejan a la mujer. No es extraño pasear por las zonas de ocio de estos destinos españoles y encontrar carteles que ofrecen «concursos de miss camiseta mojada» o «bailes eróticos a cambio de chupitos». El objetivo de estas prácticas es captar a mujeres que, al mismo tiempo, sirven como reclamo para los hombres.

Otra de las 'ofertas' que más polémica generaron ocurría el verano pasado en Granada. Un local de la localidad andaluza de Salobreña promocionaba un sorteo entre sus clientes cuyo premio era mantener un encuentro sexual con una de sus camareras. En el cartel se podía leer «con cada copa tendrás una papeleta para el sorteo de una relación sexual con nuestra camarera especial».