Quantcast

David Bisbal hace vibrar al abarrotado Palacio de los Deportes de Madrid

El Palacio de Los Deportes de la Comunidad de Madrid ha sido testigo de uno de los conciertos más emocionantes de David Bisbal. La exaltación de los fans, entre los que podía verse gente de todas las edades e incluso niños en un recinto en el que no cabía un alfiler, era evidente desde el comienzo del concierto de la gira 'Tú y Yo' en Madrid, que abrió con la canción que lleva el mismo nombre.

David Bisbal también recurrió a su repertorio más conocido, esas canciones que le lanzaron a la fama como 'Ave María', que ha interpretado en segundo lugar y cuya letra ha sido coreada por gran parte del auditorio. A golpe de cadera y con esa energía que le caracteriza, logró ir aumentando aún más si cabe el entusiasmo del público, que no solo disfrutaba del chorro de voz y los pasos de baile del almeriense, sino también de los correctos efectos de luz y sonido.

En las pantallas del escenario se fueron proyectando diferentes escenas de la película que lleva el mismo nombre del disco y de la gira, 'Tú y Yo', que protagoniza junto a María Valverde y en la que pueden verse escenas muy tiernas entre ambos. Mientras tanto, el cantante almeriense seguía interpretando sus temas, algunos de su nuevo trabajo, como 'Si Pero No', 'Culpable' o 'Mi Estrella de Cine'. La sorpresa llegó con 'Olvidé Respirar', de la mano de India Martínez, que con un traje blanco con cristales en las mangas, deslumbró al público más por su voz que por su ropa.

Además de India, hubo otras colaboraciones como Pablo López en 'El Ruido', que acompañó la canción con su voz y al piano y Cuca en 'Si Aún te Quieres Quedar', aunque la más ovacionada fue la cantante cordobesa.

Otras canciones que encendieron los ánimos del entregado público fueron 'Quiero perderme en tu cuerpo', 'Lloraré las penas', 'Cómo olvidar', 'Esta Ausencia', 'Silencio', 'No Amanece', 'Al Andalus', 'Torre de Babel' y 'Mi Princesa'. El público pudo ver a un emocionadísimo Bisbal durante la interpretación de 'Dígale', cuando en un momento dado las pantallas mostraron sus ojos empañados en lágrimas y algunos de los asistentes también lloraron con el el emotivo tema.

El concierto tuvo como broche final la canción 'Diez Mil Maneras', con Bisbal moviéndose como un torbellino con sus particulares saltos, que animó de nuevo el ambiente y dejó un buen sabor de boca al auditorio en Madrid.