Quantcast

El Gobierno dice que su prioridad es aprobar las leyes de regeneración en curso y ya verá si hay acuerdo sobre alcaldes

Ayllón antepone las mayorías a una segunda vuelta para la Alcaldía y critica que el PSOE rechace hablar sin conocer la propuesta del PP

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ve «indispensable» aprobar este otoño la ley de control financiero de los partidos políticos y la ley reguladora del ejercicio de los altos cargos en la Administración General del Estado, dos normas que están en el Congreso desde principios de año y a cuya tramitación va a dar prioridad más allá de que se alcancen o no acuerdos en la negociación sobre los otros temas. En concreto Mariano Rajoy ha planteado tanto la elección directa de alcaldes, que exige una reforma de la Ley Electoral, como la reducción del número de aforados, que ya se verá en la futura reforma global de la Ley del Poder Judicial.

Así lo ha asegurado este jueves el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, durante su intervención en el curso 'Estado y sociedad frente a crisis y corrupción' organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) en la Universidad Rey Juan Carlos.

Tras repasar todas las medidas sobre regeneración impulsadas por el Ejecutivo, Ayllón ha recordado que el pasado mes de marzo, el Gobierno y los grupos parlamentarios mantuvieron una reunión en el Congreso y acordaron buscar pactos sobre nuevas reformas legislativas en esta materia antes de fin de año.

Para esa negociación, el Ejecutivo puso sobre la mesa los dos proyectos que ya había enviado al Congreso y, en abril, la Comisión Constitucional citó a varios expertos para opinar sobre esas nuevas leyes: tanto la que regula el ejercicio del alto cargo como la relativa al control financiero de los partidos políticos que reforma la Ley del Tribunal de Cuentas.

El Gobierno y los grupos también acordaron incluir en ese paquete la reforma del Código Penal que lleva meses en la Cámara Baja para incorporar medidas penales y procesales de lucha contra la corrupción.

DESPUÉS DEL VERANO

Las elecciones europeas, la abdicación de don Juan Carlos y proclamación de Felipe VI y el proceso de renovación abierto en el PSOE han impedido que los grupos parlamentarios avanzaran en la negociación de estos asuntos que, finalmente, se retomarán en septiembre cuando arranque el nuevo periodo de sesiones.

Y será en ese marco en el que el Grupo Popular traslade al resto de formaciones las propuestas concretas sobre la elección directa de alcalde y la reducción del número de aforados y de parlamentarios autonómicos sobre las que ha propuesto reflexionar Rajoy.

«En ese ámbito es en el que se tienen que encardinar las propuestas del presidente del Gobierno», ha comentado Ayllón, quien ha recordado que el pasado mes de marzo también se pactó con los grupos parlamentarios que cada uno de ellos llevara a ese foro de negociación sus prioridades en esta materia.

Ayllón ha señalado que en las próximas semanas el PP definirá su propuesta sobre la elección directa de alcaldes que, ha recordado, lleva defendiendo desde hace años, pero ya ha adelantado que él, personalmente, es más partidario de la fórmula de «primar las mayorías». Es decir, de que gobierne directamente la lista más votada siempre que el primer partido gane con claridad.

LA SEGUNDA VUELTA ES MÁS COSTOSA

Aún admitiendo que se trata de otra posibilidad, ha confesado que le gusta menos la opción de una segunda vuelta en las elecciones municipales por la que ha apostado, por ejemplo, el presidente del Congreso, Jesús Posada, y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo. En opinión de Ayllón, una segunda votación supondría mayores costes y alargar «mucho» el periodo electoral.

En cualquier caso, Ayllón ha tachado de «poco razonable» que el PSOE se muestre reticente a hablar de este asunto con el PP antes de las elecciones locales y autonómicas de 2015 sin ni siquiera «conocer la propuesta» concreta de los 'populares'. «Lo importante es hablar y después decidir si lo que se plantea es o no razonable, pero negarse a hablar de salida me parece, como mínimo, poco edificante», ha dicho, en declaraciones a los medios de comunicación.

Preguntado si estarían dispuestos a aprobar esta modificación legislativa sin apoyo del PSOE, Ayllón, ha recalcado que su objetivo es alcanzar el máximo acuerdo posible y ha preferido «no adelantar acontecimientos». Eso sí, ha recordado que la mayoría de las reformas de la Ley Electoral se han hecho con el apoyo de los dos grandes partidos, aunque ha habido excepciones, como la modificación que se hizo para hacer paritarias las listas electorales, en la que no estuvo el PP.

En este contexto, ha insistido en que, para el Gobierno, lo «indispensable» ver en el Boletín Oficial del Estado (BOE) las dos leyes de regeneración que ya están en la Cámara y que, especialmente la relativa al control financiero de los partidos, se tiene que aprobar, haya o no acuerdo con el PSOE porque es «fundamental».

SÍ ELECCIÓN DIRECTA DEL LÍDER DEL PSOE

En otro momento de su intervención, en respuesta a un alumno, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes ha comparado las elecciones en un municipio con las primarias para la designación del secretario general del PSOE. Y lo ha hecho para reprochar a los socialistas que defienden una elección directa de su líder, pero no de un primer edil.

«¿Lo que es bueno para el PSOE no es bueno para España y lo que lo es para España no lo es para el PSOE?», les ha preguntado, antes de continuar con la analogía señalando que si los socialistas aplicaran en su consulta interna lo que se hace ahora en los ayuntamientos, sería posible, si logran el apoyo suficiente, que los dos perdedores de sus primarias se unieran para quitar la Secretaría General al ganador.