Quantcast

Madina comparte con Díaz la plena «libertad» en el proceso y ve el origen de los avales como un «episodio menor»

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

El candidato a la Secretaría General del PSOE Eduardo Madina ha manifestado este miércoles que la secretaria general de los socialistas andaluces y presidenta de la Junta, Susana Díaz, jugará el «papel» que ella quiera en esta nueva etapa del partido, porque es uno de los «grandes valores» del PSOE y una de sus «grandes referencias» en toda España, al tiempo que ha expresado que comparte con ella la plena «libertad» con la que se está desarrollando el proceso para la elección del nuevo líder.

En una entrevista en la Ser, recogida por Europa Press, Eduardo Madina ha señalado que ha hablado con Díaz sobre varios asuntos y que ambos consideran un «episodio menor» el relativo a la procedencia de los avales, al que no dan ningún valor, ya que están en un debate más profundo sobre temas que interesan a todos.

Así, ha señalado que ha hablado con Díaz sobre temas como la propuesta de reforma de la Ley Electoral que el Gobierno ha puesto sobre la mesa o de cómo se está desarrollando el proceso congresual. «Estamos en clave de ideas, de debate y de ilusión y no voy a permitir que nadie lo ensucie, porque es un procedimiento limpio y como tal empezó y como tal va a terminar», ha sentenciado Madina en relación con la recogida de avales y la futura votación de los militantes.

Ha expresado que todos los compañeros que han avalado lo han hecho de forma «plenamente libre» y se ha mostrado convencido de que así va a ser de cara a la votación del día 13.

Asimismo, ha indicado que «la plena neutralidad» de la dirección del PSOE-A en este proceso la ha señalado Susana Díaz y él la comparte plenamente.

«Estamos en un proceso plenamente transparente y participativo y todos los compañeros han avalado de forma libre y han participado en los debates y están formando plataformas de forma libre», según ha agregado el candidato vasco, quien ha apuntado que está «completamente de acuerdo con Susana Díaz en que este proceso se está desarrollando en claves de libertad y, como tal, se va a completar de aquí al día 13, no tengo ninguna duda».

También ha querido desvincularse de un comunicado que fue remitido ayer a los medios de comunicación con el encabezamiento 'Equipo de Madina en Andalucía', en el que se preguntaba al secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, si considera una «chorrada» que haya transparencia en el partido sobre el origen de los avales y que los militantes tengan información al respecto y se recordaba a Díaz que el PSOE andaluz «no es de pensamiento único».

Eduardo Madina ha indicado que ese comunicado no fue remitido por su equipo de campaña, sino por una persona que desconocen, de manera que se desvinculó de él inmediatamente.

«Yo estoy en clave de respeto, de una campaña limpia, de la puesta en valor de un proceso democrático de participación limpia y de avales y votos libres y no voy a permitir que nadie lo ensucie», ha sentenciado.

EL PAPEL QUE ELLA QUIERA

Preguntado sobre qué papel debe jugar Susana Díaz en esta nueva etapa del PSOE, ha señalado: «el que ella quiera, porque es uno de los grandes valores que este partido tiene y una de sus grandes referencias en toda España».

Asimismo, respecto a cómo integraría al PSOE-A en la nueva Ejecutiva federal de ser elegido candidato, Eduardo Madina se ha mostrado convencido de que el PSOE andaluz tiene que jugar un papel importantísimo en el siguiente capítulo que el partido escriba a nivel nacional.

Ha señalado que hablará con Díaz para encontrar la mejor manera de que la «integración del socialismo andaluz en el conjunto del socialismo español refuerce al socialismo andaluz y al de España». «Es la mejor manera de construir juntos un proyecto colectivo para futuras fechas electorales y al servicio de una sociedad que necesita de un PSOE fuerte tanto en Andalucía como en toda España», ha agregado.

Madina también ha querido poner en valor el papel «determinante» del socialismo andaluz en la declaración de Granada de julio de 2013, relativa a un nuevo marco constitucional de carácter federal, con reformas profundas desde dos principios irrenunciables para los socialistas, la igualdad y la solidaridad interterritorial.