Quantcast

Sotogrande, mucho más que un torneo de polo

Para la mayoría de la sociedad, el polo es prácticamente un desconocido. Una tendencia que con el paso de los años va cambiando. Al igual que ocurrió con disciplinas algo más elitistas como el pádel o el golf, este deporte se va abriendo camino en nuestro país y lo hace de la mano de eventos como el 43 Torneo Internacional Land Rover, que acoge durante los próximos meses la urbanización Sotogrande (Cádiz).

Una cita que permitirá explotar las magníficas condiciones de una zona exclusiva con viviendas y propiedades de gran lujo, cuyo desarrollo se ha basado desde sus inicios en una visión de cómo la vida debe ser disfrutada. Localizada entre Marbella y Gibraltar, es el enclave más exclusivo del Mediterráneo que destaca por sus famosos campos de golf y por ser un enclave internacional de polo.

Internacional porque allí se darán cita más de 130 jugadores y 1.200 caballos procedentes de 17 países. Un evento que generará cerca de 500 empleos en la zona y que supondrá un estímulo considerable para la actividad económica de Sotogrande y San Roque.

El torneo, que está considerado como uno de los más prestigiosos de este deporte en el mundo, dejará 25 millones de euros en la zona, a lo que habrá que sumar un retorno mediático en concepto de turismo de otros 16 años.

El polo hace cambiar conceptos que tenemos perfectamente definidos. Uno de ellos es el del turista. Si el golf, por ejemplo, hace que gaste hasta tres o cuatro veces más que uno normal, este deporte suele dejar hasta diez veces más que el resto de visitantes. 

Y todo se debe porque está perfectamente diseñado. Se ofrece a este tipo de turista lo que necesita para cada momento. Nada queda al margen de la improvisación. Una importante oferta comercial que se ampliará hasta las 12 de la noche y en el que estarán presentes hasta 30 marcas de decoración, moda gourmet, belleza y deporte que permitirán a muchos sentirse como en casa.

A ello contribuirá, como novedad respecto a años anteriores, el prestigioso arte culinario del televisivo chef, Pepe Rodríguez, que deberá conquistar con sus creaciones a los paladares más exigentes del evento y que promete convertirse en una de las sorpresas gastronómicas de la zona durante este verano.

Todo este evento, formado en torno a un paraje privilegiado en la desembocadura del río Guadiaro, propiedad de una familia con mucha solera en Andalucía, pretende crear a largo plazo un proyecto que ya cuenta con el aprobado de los ayuntamientos de la zona pero del que aún la Junta no ha dado el visto bueno.

El objetivo es crear una zona permanente en Cadíz para el desarrollo de clubes de polo e hípica que generarían una actividad de riqueza y cambiar el modelo productivo hacia un negocio de explotación rural de carácter ganadero-deportivo. Un 'sueño' que ya han alcanzado en otras zonas del mundo como Florida o en Pilar (Argentina).

Mientras llega ese anhelado proyecto, los aficionados al polo en el sur de Europa- y los que llegan desde más allá del Atlántico con toda su familia- podrán disfrutar del 43 Torneo Internacional de Sotogrande, en el que participarán cinco jugadores top ten y en el que la joven generación de españoles intentará despuntar alto en casa.

Una buena oportunidad, a partir del próximo 26 de julio, de disfrutar de un paraje bucólico y un deporte que cada vez cuenta con más adeptos en España.