Quantcast

Pedro Sánchez dice que como líder del PSOE integraría a Madina y a Pérez Tapias en la dirección

Insiste en que quitaría el aforamiento a todos los diputados

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El candidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez ha afirmado este martes que, en el caso de convertirse en el próximo secretario general del partido, integraría en la nueva dirección a los otros dos aspirantes, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, mientras que si finalmente fuera Madina el más votado, aceptaría estar con él en la Comisión Ejecutiva Federal.

«Claro que sí», ha respondido Sánchez en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, cuando le han planteado tanto una posibilidad como la otra. El argumento que ha dado es que en el PSOE «no sobra nadie» y por eso hay que evitar «volver a cometer los errores del último Congreso», el de Sevilla, en el que los socialistas acabaron «divididos».

«Creo que lo que yo pueda representar no es tanto lo que yo personalmente represente, sino lo que pueda representar mi generación y otras muchas que están en el PSOE y que lo que queremos es coger el testigo y cambiar las cosas dentro del partido para cambiar la política y el país», ha explicado.

«Me considero parte de un equipo y creo en los liderazgos compartidos, no tanto en el debate de los nombres», ha agregado Sánchez, que ha dicho confiar en que el próximo 13 de julio habrá una «alta participación» en la votación para elegir al sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba porque aprecia en la militancia «expectación y ansias de participar» en el proceso.

Tras recordar que hace pocos años que está en el mundo de la política y que anteriormente fue profesor y «falso autónomo», cotizando a la Seguridad Social, se ha presentado como un candidato que puede «representar humildemente lo que la ciudadanía quiere de los políticos». «Sin desmerecer a nadie que haya seguido una carrera política, estoy muy orgulloso de mi trayectoria», ha añadido.

Asimismo, ha expresado su identificación con los valores e ideas del socialismo y ha dicho que pretende promover un cambio en el partido «desde abajo, no dirigido». En esta línea, ha rechazado las «etiquetas» que, desde algunos medios de comunicación, podrían haber tratado de ponerle durante la campaña.

REFORMA LABORAL, ABORTO Y REFORMA LOCAL

Sánchez ha dicho que, aunque representa a «una nueva generación de socialistas», reivindica «muchas de las cosas que hicieron Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero» cuando eran presidentes del Gobierno, como la regulación que se hizo del aborto en 2010 con una ley «avanzada y europea». A su juicio, hay que defender «un socialismo sin complejos» en el que se reconozcan los errores cometidos y se reivindiquen los aciertos.

En cuanto al debate sobre el aborto, ha rechazado el «retroceso» que supone el cambio legislativo que pretende hacer ahora el Gobierno del PP y ha asegurado que, si es elegido como líder del PSOE, promoverá una nueva modificación de la ley. «Hay muchísimas cosas que deshacer», ha afirmado el candidato, que ha mencionado también la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y la reforma laboral.

AFORAMIENTO Y ELECCIÓN DE ALCALDES

Por otro lado, Sánchez ha criticado que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, proponga estudiar la posibilidad de reducir el número de aforados y de reformar la ley electoral para que se convierta en alcalde quien gane los comicios en cada municipio, ya que considera que directamente debería llevar a cabo esos cambios, no plantearlos «como una cortina de humo».

En cualquier caso, en los comicios municipales ha abogado por una «elección directa a dos vueltas, no a una», y ha apuntado que lo importante es que la persona que se convierta en alcalde lo sea «con el mayor respaldo posible».

En cuanto al tema del aforamiento, ha dicho que «dejaría fuera a todos los diputados» y que debe estar circunscrito al ejercicio de la actividad política. También ha apostado por revisar la figura del indulto, para que se haga siempre «bajo unas causas muy tasadas» y solo «a partir de una petición expresa del tribunal».

Respecto al problema de la corrupción, ha sugerido que los políticos imputados «asuman responsabilidad política cuando se abra el juicio oral» y ha incidido en la importancia de ser «beligerantes» con lo que considera «un veneno que afecta a todos los partidos». Así, ha abogado por endurecer las penas para estos delitos y por acabar con la financiación privada de los partidos políticos.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Por último, el candidato socialista se ha referido a la reforma de la Constitución, indicando que ahora «lo más urgente» es «blindar el Estado del bienestar» y resolver la «crisis territorial» implantando un modelo federal basado en «la igualdad entre todos los ciudadanos de España y la solidaridad entre territorios».

Sobre la cuestión de Cataluña, ha subrayado que «la soberanía nacional reside en el pueblo español» y que no está a favor de «referendos ilegales». Sin embargo, ha reconocido que tanto Cataluña como la Comunidad Valenciana y Andalucía son regiones «damnificadas» por el actual sistema de financiación autonómica, que debería modificarse para «reconocer las especificidades de todas las comunidades».