Quantcast

Frank Cuesta cuenta su visita a Yuyee: «Ver a mis hijos besando el cristal… me dan ganas de no sé qué»

Frank Cuesta ya no está en Tailandia. A partir de hoy ha dejado el país y a sus hijos con la esperanza de que esto ayude a liberar a su mujer. Eso sí, ayer fue día de visitas y, acompañado de los pequeños, pudo ver de nuevo a su mujer, durante apenas 15 minutos… 15 minutos, eso sí, muy intensos. Así lo cuenta en su Facebook:

«Hemos visto a Yuyee; Soy consciente que para mucha gente puede parecer que estoy contando una película trágica, pero es lo que hay, lo que vivimos y lo que sufrimos. Llevamos juntos casi 14 años y jamás pensé que nos veríamos en estas. Ver a mis hijos besando el cristal y actuando como hombrecitos para que su mamá no vea que están tristes. Ver a Yuyee que se hace la fuerte pero que ya la veo con ronchas en la piel, ojeras que nunca la vi y una sonrisa triste que me dan ganas de no sé qué. No veo el momento de que salga de ahí…no sé cómo, pero aprieto los dientes hasta que chirrían de la rabia acumulada. Es un día grande porque hemos visto a Yuyee. Zape y Zorro han salido por la puerta y se han derrumbado y yo no puedo llorar porque eso les haría pensar que las cosas están peor de lo que ellos piensan».

Frank vuelve a agradecer todo el apoyo recibido en las redes y avisa de que, a pesar de que se marche del país, permanecerá conectado y no cejará en su empeño hasta que Yuyee salga libre. mientras tanto, sus hijos, quedarán al cuidado de su abuelo y una mujer que ha contratado.

«No me queda otra y me marcho con el corazón partido en mil pedazos que dejo a cada uno de los miembros de mi familia».

Y añade: «Mis hijos se quedan SOLOS!!!! Su padre se va a trabajar para pagar multas injustas y su madre esta retenida en una prisión sin poder cuidar de sus hijos…porque para los jueces es una delincuente peligrosísima… Espero que tengan un poco de corazón y vergüenza! Queremos que su madre este con sus hijos…Amamos este país y no tenemos por qué escaparnos como ratas…».

Esperemos que tenga suerte.