Quantcast

Frank de la Jungla denunció tráfico de animales en Tailandia y por eso cree que todo es una venganza

Frank Cuesta asegura que ya le habían advertido de que su actividad defensora de los animales no estaba gustando al Gobierno de Tailandia y le causaría disficultades. «Hace 3 años, en el aeropuerto de Bangkok, un secretario de la embajada de Tailandia en Madrid me dijo que el embajador no estaba muy contento con el programa porque había veces que mostraba cosas que no debería (como mercados ilegales). Me dijo que eso me podía traer problemas en el futuro y que pensase en mi familia… Los dos años siguientes se me denegó la visa de no inmigrante en la embajada en Madrid (sin explicación alguna)».

Frank Cuesta asegura en el mensaje haber dejado en libertad a «más de 2.000 animales en los últimos 10 años». Además, acusa a la policía de haberle «pedido dinero» bajo la amenaza de tener problemas si no accedían a pagar cuando efectuaron un registro en el lugar en el que Frank y su mujer Yuyee tenían a los animales en cuarentena.

El presentador y su esposa tuvieron un segundo encontronazo con la policía tres semanas después del anterior, con prensa incluida. Acusaron a Yuyee por tenencia de animales ilegales. «Lo curioso es que se llevaron 5 pitones y un búho… Dejaron 6 cobras, 5 vívoras, un búho que solo tenía una pata». «Se llevaron 3 pitones grandes, una pitón roja, 2 pitones de bola (que aparecieron en un mercado al mes) y el búho sano… El de la pata allí se quedó».

El conocido presentador realizó un vídeo denuncia en el que mostraba esta situación y éste, según Frank Cuesta, es el motivo por el que el Gobierno les ha sometido a una persecución. «ESA FUE LA FAMOSA DENUNCIA!!! Hice un vídeo donde denunciaba esto y a policías caminando tranquilamente en un mercado enfrente de águilas, búhos, jinetas… y a los 3 meses pararon a Yuyee en el aeropuerto y la acusaron de tener 0.005 gramos de cocaína».

Frank Cuesta lamenta además que su mujer tailandesa Yuyee no tenga ninguna protección legal de la Embajada de España a pesar de ser madre de españoles y mujer de un español. Frank Cuesta destaca que su mujer ni él nunca antes habían tenido problemas con la justicia. El presentador no deja de lado su sentido del humor a pesar de todo. «De repente en un año parece que somos Bonnie and Clyde…», señala Frank cuesta.

El mensaje va acompañado de un enlace con la petición iniciada en la plataforma Change.org para exigir la libertad de Yuyee, que ya cuenta con más de 220.000 firmas.