Quantcast

El virus de la hepatitis C puede ayudar en la adaptación tras un trasplante de hígado

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Los pacientes trasplantados hepáticos pueden desarrollar tolerancia a sus nuevos hígados incluso si tienen hepatitis C, según ha mostrado una investigación liderada por el IDIBAPS-Hospital Clínic de Barcelona, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas dependiente del Instituto de Salud Carlos III (CIBEREHD), y King's College de Londres.

De esta forma, y contrariamente a lo que se pensaba hasta el momento, el estudio ha comprobado que en los pacientes infectados por hepatitis C el virus no aumenta el riesgo de rechazo y en algunos casos puede facilitar la adaptación del sistema inmune al nuevo hígado.

De hecho, ensayos clínicos anteriores habían demostrado que es posible eliminar los inmunosupresores en pacientes estables, pero ninguno de estos ensayos previos había investigado los mecanismos mediante los que se desarrolla la tolerancia en pacientes con infección persistente por hepatitis C.

Esta nueva investigación, publicada en la revista 'Science Translational Medicine', ha explorado las bases de la relación entre la hepatitis C y los órganos trasplantados, con el fin de establecer si la respuesta inmune a una infección viral tiene un efecto positivo o negativo en la tolerancia al nuevo órgano.

Para ello, se seleccionaron a 34 pacientes trasplantados infectados con VHC para formar parte de un ensayo clínico en España, en el que sus fármacos inmunosupresores fueron gradualmente eliminados. A todos ellos, se les realizó un seguimiento durante un año, comprobando que en 17 pacientes la eliminación de los fármacos fue exitosa ya que mantuvieron una función hepática estable, sin signos de rechazo doce meses después de finalizar su tratamiento farmacológico.

«Nuestros descubrimientos contradicen la noción previa según la cual una infección viral obstaculiza la adaptación inmunológica a un nuevo órgano. En realidad, la hepatitis C puede ayudar al cuerpo a desarrollar tolerancia al reducir la respuesta inmune dirigida contra el nuevo órgano que conduce al rechazo», ha asegurado el jefe del Institute of Liver Studies en el King's College de Londres y coautor de este estudio, Alberto Sánchez Fueyo.

Sin embargo, prosigue, se necesitan nuevas investigaciones para comprender por qué algunos pacientes son tolerantes mientras otros rechazan el nuevo hígado, y para saber cómo la configuración genética, el tipo de infección, el grado de exposición y el tipo de órgano trasplantado influyen en la capacidad de adaptación al nuevo trasplante.

«También necesitamos comprender mejor si la erradicación de la infección por hepatitis C en los pacientes trasplantados modifica su capacidad de desarrollar tolerancia», ha zanjado Sánchez Fueyo.

En la investigación han participado también investigadores del Helmholtz Zentrum de Munich, el Hospital La Fe de Valencia, el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y la Universidad de Hannover (Alemania).