Quantcast

La mitad de los españoles ganaron poco más de 1.200 euros brutos al mes en 2013

Casi la mitad de los trabajadores españoles tuvieron en 2012 un sueldo equivalente a dos veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir, 1.282 euros brutos. Tras los descuentos de las retenciones de Hacienda y de la Seguridad Social, el salario neto bajó de los 1.000 euros. Mientras tanto, según los datos aportados ayer por el INE relativos a la Encuesta de Estructura Salarial, el sueldo más frecuente en 2012 fue de 15.500 euros, un 6% menos que por ejemplo dos años antes. Equivale a 1.107 euros brutos al mes. Es el resultado de la crisis y de la reforma laboral y de la acentuación del mileurismo en las nóminas.

Según el INE, la ganancia media por trabajador en este año, en el que coincidió la supresión de la paga extra de los funcionarios pero el proceso de devaluación salarial en el sector privado aún no se había activado por la reforma laboral -se concentró en 2013-, fue de 22.726 euros anuales (1.623 euros al mes por 14 pagas). Es decir, un 0,8% menos que en el año anterior, retrocediendo a niveles de 2010. Fue la primera vez que se produjo un descenso durante la crisis.

La realidad dicta que se produce realineamiento de sueldos hacia los tramos más bajos mientras que en los tramos más elevados sucede lo mismo en detrimento de los sueldos de la denominada clase media. Así, si un año antes el 71% de los trabajadores ganaba menos de 1.900 euros brutos, ahora hay un 73% de asalariados en ese grupo. Además, si en 2011 el 21%, uno de cada cinco trabajadores, figuraba con una renta entre 1.900 y 3.207 -tres y cinco veces el SMI-, ahora no llega al 20%. Mientras, hace un año el 7,3% de los empleados tenía un sueldo entre esos 3.200 euros y más de 5.100 euros (más de ocho veces el SMI), y en 2012 aparece el 8% de los empleados. Aquí es donde se concentra el elenco de directivos y gerentes de las empresas donde, según los sindicatos, hay más resistencia a los ajustes.

Así, según el INE sólo uno de cada seis españoles, el 15%, gana más de 2.500 euros brutos al mes. El resto está por debajo. Mientras, por ejemplo, un tercio del total de trabajadores figura entre 641 euros y 1.282 mensuales. Se trata del grupo más numeroso.