Quantcast

IU, UPyD y PNV rechazan el aforamiento de Don Juan Carlos mientras que PSOE y CiU critican las formas

Izquierda Plural recurre la tramitación por la urgencia en la convocatoria de la ponencia y la utilización de una ley ajena

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y PNV coincidieron este lunes en rechazar el aforamiento especial para Don Juan Carlos y parte de la Familia Real, pues no comparten la necesidad ni la precipitación con que se va a llevar a cabo el cambio legal, mientras que el PSOE y CIU se han centrado en criticar las formas con que ha actuado el PP al elegir una enmienda a una reforma en tramitación para introducir el nuevo estatus.

Así las cosas, al inicio de la reunión de la ponencia parlamentaria encargada de estudiar la «ley orgánica complementaria de la Ley de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa por la que se modifica la Ley Orgánica del Poder Judicial», el PP no ha logrado recabar más apoyos de los que contaba el viernes, es decir la firma de UPN y Foro Asturias a la enmienda registrada.

Es más, desde Izquierda Plural ya anuncian un recurso ante la Mesa del Congreso. Según ha indicado su portavoz de Justicia, Gaspar Llamazares, el plazo para la presentación de enmiendas finalizó el pasado viernes a las ocho de la tarde y, teniendo en cuenta que el domingo es inhábil, a su juicio no se han respetado los tiempos que fijan las normas de la Cámara.

VULNERA LA DOCTRINA DEL TC

Además, para Izquierda Plural, también vulnera el Reglamento y la doctrina del Tribunal Constitucional utilizar una ley cuyo contenido «no tiene nada que ver» con los aforamientos 'reales' que se quieren regular. En este caso, se trata de la ley orgánica de reforma de la del Poder Judicial, complementaria de la norma sobre la Racionalización del Sector Público.

Irene Lozano, de UPyD, ha insistido en la posición de su grupo en contra de todos los aforamientos, que en su opinión son «un privilegio arcaico» que habría que eliminar, y de hecho en sus enmiendas al proyecto de ley plantean acabar directamente con todos los que no están en la Constitución y mantener los 600 del Gobierno y miembros de las Cortes Generales sólo a al espera de que se cambie la Carta Magna. En el caso e la Familia Real, sostiene que además el concepto de aforamiento se amplía porque no se condiciona al desempeño del cargo, ya que no ostentan ninguno.

Su voto, por tanto, será contrario a la enmienda del PP, al considerar que se abre la puerta a una distinción entre la justicia para los ciudadanos, «cara y lenta», y otra más «cómoda» para los aforados, lo que a sy juicio mina la credibilidad de la democracia.

Por su parte, el portavoz de Justicia del PNV, Emilio Olabarria, ha expresado sus reservas tanto por el procedimiento, que a su juicio «levanta suspicacias» dada su celeridad, como por el fondo, pues entiende que se otorga al Rey abdicado y demás miembros de la Familia Real una protección «demasiado potente».

En ese sentido, interpreta que mientras que la Constitución da aforamiento al Gobierno, diputados y senadores por actos en el ejercicio de su cargo, para el Rey saliente es más amplio en tanto en cuanto no ocupa ningún cargo, lo cual ya está «muy próximo al privilegio».

LA PRECIPITACIÓN NO ES BUENA

Desde el PSOE, la critica principal recae en las formas con que ha actuado el PP al introducir una enmienda en un proyecto de ley que «nada tiene ver» y para regular un tema que exige «sosiego y debate». «La precipitación no es buena», ha dicho la diputada Meritxel Batet.

También lamenta las formas el portavoz de Justicia de CiU, Jordi Jané, quien afirma que este asunto se va a tratar con «demasiada precipitación» cuando los aforamientos, en lugar de una «reforma exprés» para casos puntuales, exigirían una «reflexión general» y un «debate pausado».

En este contexto, el portavoz de Justicia del PP, José Miguel Castillo Calvín, ha insistido en que la reforma es necesaria para asegurar el derecho al juez que corresponde a cada uno y cree que debía hacerse a este ritmo porque acaba el periodo ordinario de sesiones y, para evitar problemas, no tenía sentido «dilatar en exceso» el proceso.

Además, ha recordado que la ley en cuestión es una reforma de la Ley del Poder Judicial y que es precisamente esta norma la que regula los aforamientos, por lo que no se puede cuestionar el procedimiento de la enmienda.

Respecto al debate general de los aforamientos, ha recordado que el Gobierno tiene prometida una reforma general de la Ley del Poder Judicial y será ahí, el próximo otoño, cuando se debata si debe o no hacerse una reflexión general sobre este sistema de protección jurídica.

CUATRO NUEVOS AFORADOS

En concreto, las enmiendas registradas por el PP establecen que pasarán a considerarse aforados los Reyes que abdican (ahora don Juan Carlos), sus consortes (doña Sofía), los consortes del Rey (la Reina Letizia) y los Príncipes de Asturias (de momento Doña Leonor y su futuro cónyuge).

Además, a través de una segunda enmienda se incluirá una disposición transitoria para que, en el caso de que algún tribunal esté tramitando alguna causa contra los nuevos aforados 'reales' cuando la ley entre en vigor, éstas sean suspendidas y remitidas al Tribunal Supremo.