Quantcast

Rey.- Cayo Lara rechaza el aforamiento de Don Juan Carlos y lamenta que se haga «por la puerta de atrás»

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El coordinador federal de Izquierda Unida y presidente del Grupo parlamentario de Izquierda Plural, Cayo Lara, ha reiterado el rechazo de su formación a que se otorgue aforamiento a Juan Carlos I una vez que ha dejado de ser Rey, pues recuerda que no ocupa cargo alguno que justifique protección jurídica especial, y critica además que el PP vaya a garantizar este tratamiento «por la puerta de atrás», a través de una enmienda a una ley en trámite parlamentario.

En rueda de prensa en el Congreso, Cayo Lara ha subrayado que Don Juan Carlos ha gozado de inviolabilidad mientras ha sido Rey pero ahora, una vez que ha abdicado en su hijo, ya no ocupa ningún cargo público y «es un ciudadano como cualquier otro», por lo que no merece un tratamiento especial. «El ciudadano Juan Carlos tiene que estar como los demás por eso de que todos debemos ser iguales ante la ley», ha añadido.

Pero además de discrepar del fondo de la cuestión, critica las formas utilizadas por el PP para garantizar ese aforamiento, a través de dos enmiendas a una reforma puntual de la Ley del Poder Judicial referida a los funcionarios de la justicia.

«Para aforar al ciudadano Juan Carlos, incomprensiblemente el Gobierno no va a una ley propia, sino que se engancha, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid a una ley del sector público –denuncia–. Lo ha hecho por la puerta de atrás y pretende aforar a una persona que no tiene ningún tipo de cargo público».

ESTUDIA RECURSO

A su juicio, este procedimiento es «una improvisación más» del Gobierno en lo que ha supuesto «la chapuza de la abdicación» del Rey, pues «han tenido años» para haber resuelto estas cuestiones. Por ello, ha anunciado que Izquierda Plural examinará el proceso para ver «las deficiencias jurídicas» que puede tener en aras de presentar algún tipo de recurso.

En todo caso, Cayo Lara ha anunciado que IU-ICV-CHA presentará su propia regulación sobre aforados pues insisten en revisar «a fondo» la legislación actual para evitar privilegios. «Queremos acotar el aforamiento a la función pública que desarrollamos en el cargo que tenemos y en asuntos al margen de la actividad, a la misma jurisdicción ordinaria que los demás –ha subrayado–. No queremos ningún tipo de privilegios comparados con el resto de ciudadanos».