Quantcast

Gobierno vasco cree que el Rey «debería haber realizado un discurso más valiente»

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha destacado que el nuevo Rey Felipe VI, durante su discurso de proclamación como monarca este jueves, «reiteró los tópicos más rancios y más férreos» al hablar de «la gran nación española».

En declaraciones públicas y en una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Erkoreka ha afirmado que esperaba «un reconocimiento más ambicioso, que fuera más allá, que hiciera un reconocimiento explícito de la existencia de un debate en el que amplios territorios, por lo menos dos del Estado español, plantean una demanda de reconocimiento de la realidad plurinacional».

No obstante, ha subrayado que no se ha visto «nada de esto», sino más bien «todo lo contrario». «Hemos visto que, hasta en tres ocasiones, hablaba de la gran nación española. Volvió a reiterar los tópicos más rancios y más férreos de los discursos anteriores», ha concluido.

De esta forma, el portavoz del Gobierno vasco ha señalado que, además de mencionar «la tan evidente pluralidad de la estructura» del Estado, Felipe VI debería haber realizado «un discurso más valiente», haciendo referencia «a los muchos debates y demandas que actualmente existen en la sociedad».

«Decir que el Estado español es plurilingüe es evidente, no tiene mérito. Nos hubiera gustado que el nuevo Rey hubiera hecho una declaración nueva y clara al respecto, que hubiera dicho que, además de ser un Estado plural desde el punto de vista lingüístico y cultural, también lo es desde el punto de vista nacional. Eso es lo que no escuchamos ayer. Por contra, mencionó tres o cuatro veces la gran nación española. Por lo tanto, escuchamos un discurso igual al que hubiera podido realizar su padre, y no introdujo ninguna novedad», ha lamentado.

CAPACIDAD DE INICIATIVA

En este sentido, ha reconocido que el Rey tiene «un papel limitado por la Constitución», aunque ha destacado que ese papel «se puede cumplir de muchos modos diferentes» y que el monarca «tiene cierta capacidad de iniciativa». En este sentido, ha señalado que «puede impulsar unos u otros mensajes, o puede incrementar algunas relaciones u otras». «Eso está en sus manos y no todos los reyes tienen por qué ser iguales», ha añadido.

En todo caso, Erkoreka ha afirmado que le parece «asombroso» que Felipe VI no mencionara en su discurso de investidura «los muchos debates» existentes actualmente, «como si no pasara nada, cuando tanto en los medios de comunicación como los propios ciudadanos en la calle ven que esos debates están ahí».

«El debate monarquía-república está en la calle. Otro debate importante es el de cómo se materializado la institucionalización del Estado español y si sirve o no para la sociedad actual. Esos debates están ahí y es asombroso que el nuevo jefe de estado prepare su discurso de investidura como si no existieran. Eso demuestra que su actitud inicial no es muy abierta, que no tiene demasiada voluntad para cambiar las cosas. Pero la realidad muchas veces empuja a cambiar actitudes y aquí puede pasar algo parecido», ha explicado.