Quantcast

Enrique López acepta en un juzgado una multa de 1.440 y la retirada de carné

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El magistrado Enrique López ha llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía en un juzgado madrileño y ha sido condenado al pago de una multa de 1.440 euros y a la retirada del carné durante ocho meses tras haber dado positivo en un control de alcoholemia cuando conducía en moto y tras saltarse un semáforo en rojo en el centro de Madrid.

López, que dimitió de su cargo como magistrado en el Tribunal Constitucional tras estos hechos, ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid que dicte sentencia de conformidad con la petición del Ministerio Fiscal, que solicitaba una multa de 2.160 euros y la privación del derecho a conducir durante un año y tres días.

El magistrado Antonio Serrano-Arnal ha dictado una sentencia en la que considera a López autor de un delito contra la seguridad vial y reduce en un tercio la pena interesada por el Ministerio Público a tenor del artículo 801 del Código Penal, que establece los presupuestos legales para dictar una sentencia condenatoria de culpabilidad.

El juzgado ha declarado probado que el 1 de junio, sobre las 5.10 horas, el acusado conducía en moto por el Paseo de la Catellana bajo la influencia de bebidas alcohólicas, que le impedían la conducción en las «debidas condiciones de seguridad». Como consecuencia de su estado, rebasó un semáforo en rojo.

El atestado de la Policía Municipal acreditó que después de varias pruebas fallidas, López dio 1,2 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado y en una segunda prueba, marcó 0,99 miligramos.

«Como síntomas, el acusado presentaba fuerte olor a alcohol en el aliento, ojos rojos y vidriosos, habla repetitiva, rostro congestionado, deambular titubeante y dificultad para mantener la verticalidad», según la sentencia.

REINGRESO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tomó el pasado martes en conocimiento la solicitud de reingreso de López a su plaza de la Audiencia Nacional. Su reingreso es automático en cumplimiento del artículo 355 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

Este precepto señala que los jueces que cesan en el cargo que ostentaban en situación de «servicios especiales», como era el caso de López, deben solicitar su reingreso en el plazo máximo de 10 días a contar desde el siguiente al cese e incorporarse dentro de los 20 días también a contar desde la fecha de cese, según fuentes del Consejo, es decir antes de que termine esta semana.

De no hacerlo, López será declarado en situación de «excedencia voluntaria». El reingreso tiene efectos económicos y administrativos desde la fecha de la solicitud.

Enrique López fue designado como magistrado en el Tribunal Constitucional a propuesta del Gobierno en junio de 2013 después de seis años de vetos del PSOE en contra de que éste formara parte del alto tribunal

El pasado 2 de junio el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, aceptó la dimisión «irrevocable» de López, quien había adelantado su dimisión el día anterior después de dar positivo en un control de alcoholemia al que la Policía le sometió tras ser interceptado por ir circulando con su moto sin casco por el centro de Madrid.