Quantcast

Pedro Sánchez aboga por derogar la reforma laboral y por cambios en la Ley Electoral y la de partidos

El precandidato a la Secretaría General del PSOE asegura que trabajará para que Puig gane las próximas elecciones autonómicas

VALENCIA, 17 (EUROPA PRESS)

El diputado y precandidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez ha expresado este martes que en su proyecto político, en caso de que los socialistas ganen las elecciones generales, está presente la intención de derogar la reforma laboral aprobada por el PP y que «ha devaluado» las condiciones laborales. En este sentido, también ha destacado la necesidad de una «regeneración democrática» que pasa por cambios en la Ley Electoral y también en la de partidos.

Sánchez se ha pronunciado de esta manera en un acto organizado en la sede de UGT en Valencia, de la mano del también diputado nacional y secretario general del PSPV en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos. Tras esta convocatoria tendrá un encuentro con militantes en Cullera (Valencia).

En su intervención en Valencia, el diputado socialista ha hecho referencia al informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la evolución salarial en España y que indica que los trabajadores han visto reducido su salario en un 11 por ciento. Se trata del «efecto dramático» de la reforma laboral y, por ello, se ha comprometido a «derogar a partir de noviembre de 2015, cuando el PSOE gobierne este país», la reforma laboral que «tanto dolor está causando».

En sus tesis, Pedro Sánchez también apuesta por una «regeneración democrática» que pasa, a su juicio, por una reforma de la Ley Electoral y también la de partidos. En este caso, defiende la prohibición de «toda financiación privada de las empresas a los partidos y las fundaciones», que se establezca un limite de 2.000 euros en la aportación de las personas físicas a los partidos, se limite los mandatos tanto orgánicos como institucionales y se «obligue a unas primarias abiertas a todos los partidos». Además, reclama un Tribunal de Cuentas «independiente, sin representación de partidos políticos».

De este modo, ha afirmado que si la regeneración democrática en España es «urgente», en la Comunitat es de «extrema emergencia». Así, ha mostrado su esperanza de que se produzca un «vuelvo electoral» tanto en España como en la Comunitat: «el vuelco electoral en las comunidades autónomas el próximo mes de mayo se dará en aquellas donde más cerca está el cambio y una de ellas es el País Valenciano». En este sentido, ha afirmado que va a trabajar para que el secretario general del PSPV, Ximo Puig, «sea el próximo presidente de la Generalitat».

Preguntado por su posición ante la posibilidad de que se dé un gobierno de coalición con otras formaciones en la Comunitat, Sánchez ha insistido en que en este territorio la «regeneración democrática» es una «emergencia» y, van a trabajar para «ganar las elecciones y no puedo decir otra cosa».

CONSULTA CATALANA

Por otro lado, inquirido por la consulta soberanista catalana, Sánchez ha recordado que la 'Declaración de Granada' apuesta por una España federal, que aboga por la reforma constitucional que reordene el modelo territorial y reconozca la singularidad, pluralidad y diversidad de los pueblos de España; que renueve el sistema de financiación autonómica «y a partir de ahí, que haya un referéndum por parte de todos los españoles derivado de la reforma Constitucional». Esa es, ha dicho, «la propuesta firmada y acordada con los socialistas catalanes». «Creo en esa propuesta», ha apostillado.

«NO VOTAN LOS TERRITORIOS SINO LAS PERSONAS»

En cuanto al proceso de elección del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez ha recordado que en este caso «no votan los territorios, sino las personas» y confía en que le voten. Sánchez ha destacado que lleva más de 30.000 kilómetros recorridos por toda España en los que ha recogido el «espíritu y ánimos de muchos militantes de base».

Por tanto, «yo valgo lo que valen las esperanzas depositadas sobre mis espaldas por parte de los compañeros. Quiero ser el secretario general de todos los socialistas» y «aspiro a convencer a muchos militantes para que me elijan secretario general», ha continuado.

Pedro Sánchez también ha abogado por un cambio en el partido «de abajo arriba» donde «los militantes de base sean los protagonistas y no sólo voten al secretario general, sino que participen en la toma de decisiones y sean «consultados directamente» por la dirección federal en determinados casos», como puede ser la reforma de la Ley de partidos y la Ley Electoral.