Quantcast

Banderas y Griffith discuten por la custodia de los perros

Los divorcios son siempre complicados. Y más aún si hay grandes fortunas de por medio, ya sean económicas o bien emocionales. Ese es el caso que mejor representa a Melanie Griffith y Antonio Banderas.

Se acabó el amor de tanto usarlo. Tras 18 años de matrimonio, la pareja rompe su relación y los problemas llegan por las típicas custodias. No de sus hijos, ya que ambos podrán disfrutarlos por partes iguales, sino por la de los perros que tienen en común.

Los dos labradores y el terrier que adoptaron ambos hace unos meses están provocando que haya más tensión de la que debería con una situación que ya es de por sí delicada.

De momento, los perros no tienen dueño pero Melanie Griffith ya ha anunciado que luchará por su custodia. Habrá que esperar a la sentencia del juez para saber si los animales se quedan con la actriz estadounidense o con el actor malagueño.