Quantcast

Una mujer fallece y presencia su propio funeral

El funeral de Miriam Burbank, una mujer que falleció a los 53 años de edad, ha traspasado fronteras como si se tratase de una verdadera celebrity. La familia de esta norteamericana decidió que el velatorio de su madre no podía ser como el del resto de los mortales y decidieron que el cadáver de Miriam estuviese en la ceremonia como si estuviese vivo.

Sus hijas colocaron a la fallecida en la mesa, una copa de whisky, con una cerveza y un paquete de tabaco. Su apariencia también fue muy cuidada. El cadáver de Miriam Burbank apareció totalmente maquillado, con las uñas pintadas, un pañuelo en el cuello y unas grandes gafas de sol.

A pesar de ser un funeral totalmente atípico, ninguno de los familiares mostraron reticencias ante la idea de las hijas. Según informó Daily Mail, la intención es que Miriam fuese recordada con los objetos cotidianos que más le gustaban.