Quantcast

PSE advierte de que no es «verosímil» plantear una reforma constitucional basada en una «política de tierra quemada»

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, José Antonio Pastor, ha advertido de que no es «creíble ni verosímil» plantear una reforma constitucional basada en una «política de tierra quemada». Asimismo, ha considerado «normal», la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, en el acto de proclamación de Felipe VI.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente socialista ha reconocido además que, para su formación, el debate sobra una reforma constitucional «está abierto», aunque también «hay que plantear el debate de la articulación del Estado».

«Sin embargo, la pulsión política está en decir 'lo tiramos todo y lo rehacemos como si no hubiera existido nunca nada con un proceso constituyente de arriba abajo', algo que me parece injusto, o ponemos en marcha un proceso de reflexión sobre qué modelo de país diseñamos para el futuro», ha cuestionado.

A su juicio, en un momento de crisis hay mensajes «que cuelan», pero «las cosas hay que hacerlas como hay que hacerlas y no es posible ni verosímil plantear una política de tierra quemada».

«El pueblo vasco, catalanes y el resto de españoles vivimos en un espacio jurídico determinado y para modificarlo habrá que hablarlo… En esta comunidad hay vascos que se sienten nacionalistas y otros que no se sienten nacionalistas», ha subrayado.

Tras remarcar que la Constitución española no es una norma que se presenta un día en el Parlamento y «cada uno dice lo que cada uno quiera plantear, sino que es algo más serio», Pastor ha apostado por un consenso en el que estén «los nacionalistas, los socialistas y la derecha».

«No se puede decir, de forma demagógica, que queremos dar la vuelta al calcetín y empezar desde cero porque eso es imposible y tampoco creo sea conveniente hacerlo», ha expresado.

No obstante, el dirigente socialista ha incidido en que, pese a que se ha abierto en ciertos sectores el debate sobre la jefatura del estado, éste «no es el debate prioritario de la ciudadanía en la calle». «La gente está preocupada por otras cosas del día a día, sin dejar de reconocer que también hay que debatir sobre la articulación territorial», ha manifestado.

Por último, ha considerado «normal» la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, en la proclamación de Felipe VI por tratarse de un acto institucional.

«El lehendakari es un representante institucional y es además el representante institucional del Estado en Euskadi. Lo que pasa es que como se va de forma vergonzante y como pidiendo disculpas se dice que va de forma crítica… ¿y eso cómo se evidencia, con un pin en la solapa?», ha ironizado.