Quantcast

Acaban con los mosquitos portadores de malaria creando sólo machos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Científicos del 'Imperial College of London', en Reino Unido, han modificado a mosquitos portadores de la malaria para producir esperma que sólo conciba descendencia masculina, un nuevo enfoque pionero para la erradicación de la malaria.

En su estudio publicado en 'Nature Communications', estos investigadores probaron un nuevo método genético que distorsiona la proporción sexual de los mosquitos 'Anopheles gambiae', los principales transmisores del parásito de la malaria, por lo que no se conciben más hembras, que son las que pican y transmiten la enfermedad.

En las primeras pruebas de laboratorio, crearon una cepa de mosquitos totalmente fértiles que producían el 95 por ciento de crías varones. Los científicos introdujeron a los mosquitos modificados genéticamente en cinco jaulas con poblaciones de mosquitos salvajes estándar y, en cuatro de las cinco jaulas, este experimento logró eliminar la población en seis generaciones por la falta de hembras.

La esperanza es que si este sistema se pudiera replicar en la naturaleza, en última instancia provocaría la decadencia de la población de los mosquitos portadores de la malaria. Ésta es la primera vez que los científicos consiguen manipular la proporción de sexos de las poblaciones de mosquitos por lo que consideran que el trabajo abre el camino para un enfoque pionero en el control de la malaria.

Desde el año 2000, el aumento de las medidas de prevención y control ha reducido las tasas de mortalidad de la malaria a nivel mundial en un 42 por ciento pero la enfermedad sigue siendo un asesino frecuente, especialmente en las regiones vulnerables del África subsahariana. El control de la malaria se ha visto amenazado por la propagación de los mosquitos resistentes a los insecticidas y los parásitos de la malaria resistentes a los fármacos.

Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, más de 3.400 millones de personas están en riesgo de contraer la malaria y se estima que 627.000 personas mueren cada año por esta enfermedad. «La malaria es debilitante y fatal y con frecuencia tenemos que encontrar nuevas formas de abordarla», afirma el investigador principal de este trabajo, Andrea Crisanti, profesor en el Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College.

Otro de los autores del experimento, Nikolai Windbichler, del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College, añade: «Una vez que se han introducido los mosquitos modificados, los machos comenzarán a producir sólo crías varones y estos harán lo mismo, de forma que los mosquitos realizarán esencialmente el trabajo por nosotros».

En este nuevo experimento, los científicos insertaron una enzima de corte de ADN llamada I-PpoI en los mosquitos 'Anopheles gambiae'. En la reproducción normal, la mitad de los espermatozoides llevan el cromosoma X que produce descendencia femenina, y la otra mitad, el cromosoma Y, que genera descendencia masculina.

La enzima que los investigadores utilizaron y que les llevó seis años producir funciona recortando el ADN del cromosoma X en la producción de espermatozoides. Como resultado, la descendencia de los mosquitos modificados genéticamente fue casi exclusivamente masculina. «Nuestro objetivo es hacer que la gente viva libremente sin la amenaza de esta mortal enfermedad», concluye el doctor Roberto Galizi, del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College.