Quantcast

Peña Nieto resalta que la Transición demostró que la «diversidad ideológica» es oportunidad para avanzar

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha apelado este martes durante su intervención ante las Cortes al espirítu de la Transición española ya que, según él, demostró que «la diversidad ideológica» no es un obstáculo sino una oportunidad para avanzar.

Peña Nieto, que hoy culmina una visita de Estado a España, ha comenzado su discurso recordando al fallecido presidente Adolfo Suárez, quien «desde el inicio de su presidencia promovió el acercamiento de España a México, que culminó en el restablecimiento de relaciones diplomáticas».

En opinión del presidente mexicano, Suárez «fue un político visionario, comprometido con su país, que deja huella en la historia» y que junto al Rey creó las «condiciones para que entre los españoles prevaleciera la fuerza de la razón por la razón de la fuerza».

«Gracias al talante democrático de ambos se abrió paso al acuerdo entre fuerzas políticas» que permitió a España un «mejor futuro», ha resaltado. «Su fe en el diálogo demostró que la diversidad ideológica no es obstáculo sino oportunidad para transformar un país», ha elogiado Peña Nieto.

El presidente también ha querido resaltar la importancia de los Pactos de la Moncloa, que México ha usado como ejemplo para el reciente Pacto por México firmado entre el Gobierno y las principales fuerzas políticas, y el papel fundamental jugado tanto por el Congreso como por el Senado «para representar los anhelos del pueblo español».

Por otra parte, también ha querido recordar la contribución que hicieron a México los exiliados españoles y ha hecho hincapié en «los vínculos indisolubles» que unen a los dos países. En este sentido, se ha mostrado convencido de que ambos países seguirán siendo «dos pilares fundamentales de Iberoamérica».

«Desde esta tribuna hago votos por que nuestros países sigan avanzando juntos por las amplias vías de la paz, la armonía y la justicia, el bienestar y la prosperidad, la libertad y la democracia», ha concluido el presidente mexicano, que ha considerado que «por encima de coyunturas, la España democrática de hoy es una potencia política, social, cultural y económica que seguirá desempeñado papel protagonista en Europa, Iberoamérica y el mundo».

REFORMAS EN MÉXICO

Como en otros de los actos en los que ha participado en estos dos días de visita, Peña Nieto ha aprovechado para defender ante las dos cámaras del Parlamento la transformación que está viviendo México desde que él llegó al cargo en diciembre de 2012.

«México también se está transformando para pasar a etapa desarrollo acelerado sostenible», ha subrayado, desgranando las reformas acometids en los últimos meses como la de las telecomunicaciones, la financiera o la energética, «uno de los cambios institucionales más importantes de los últimos 50 años».

Asimismo, se están acometiendo cambios en el plano político-electoral, pero también en el social con la reforma educativa entre otros. Además, ha añadido, «con el apoyo del Congreso se trabaja para instituir una pensión universal para los adultos mayores de 65 años y un seguro de desempleo para los trabajadores formales».

PROFUNDA AMISTAD

Por su parte, en su presentación, el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ha resaltado la «profunda amistad» entre los dos países y ha incidido en que «resulta difícil entender un largo periodo en que nuestras relaciones estuvieron interrumpidas».

Posada ha puesto de relieve el «profundo cambio» experimentado por los dos países desde que restablecieron las relaciones. «Hoy somos democracias consolidadas» y en el terreno económico «nuestros intercambios comerciales se han multiplicado por 50 desde 1977».

Asimismo, tras resaltar que los Reyes han realizado seis visitas a México y que los presidentes de este país han hablado en tres ocasiones en sesión solemne ante las Cortes, el presidente del Congreso ha subrayado que «en nuestras semejanzas y diferencias siempre hemos sabido encontrar complicidad» porque se trata de una «relación basada en un afecto profundo».

VISITA A LOS RECUERDOS DEL 23-F

Al finalizar su discurso, Posada ha enseñado a Peña Nieto la rejilla de ventilación a la que fue a parar una de las balas disparadas en el 23-F y que permanece expuesta en uno de los pasillos del Congreso.

A continuación, el presidente mexicano ha salido a la Carrera de San Jerónimo para saludar a los trabajadores de su embajada que le esperaban en la calle, situada justo enfrente de la Cámara Baja. Una de las trabajadores había colgado de un balcón de la misión una pancarta en la que se podía leer «Arriba Chihuahua».

Antes de hablar ante las Cortes, Peña Nieto se entrevistó en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Con motivo de esta visita de Estado, los dos Gobiernos han renovado su acuerdo de asociación estratégico y se han comprometido a celebrar consultas más frecuentes entre los jefes de Gobierno.

Además, se han firmado numerosos acuerdos en materia de seguridad, cooperación empresarial y científica, empleo, patrimonio cultural subacuático, para el intercambio de funcionarios diplomáticos y la movilidad de talentos.