Quantcast

Castigan a una alumna inglesa cerrándole la boca con cinta

Elsie Smith, de 11 años, pasó casi un cuarto de hora con la
boca cerrada a base de celofán
. Su profesor tomó esta medida poco común para
poder continuar con la clase. El padre de Elsie rápidamente tomó medidas contra
este suceso, el cual ha marcado a su hija.

La dirección del colegio ha coincidido con el progenitor en
cuanto a las medidas del profesor, pero no ha tomado ningún tipo de acción. «Todos
los niños hablan en clase, y mi hija era una de ellas, que simplemente no calló. El
profesor sólo tenía que haberla echado de clase, no puede poner ni un dedo
encima de los niños.»

El profesor se ha disculpado a la pequeña y a su padre, y
sobre todo a todo el cuerpo educativo del centro, pero no se han tomado medidas
de suspensión o de despido. El sr. Smith piensa que «sólo con disculparse no es
suficiente, un castigo no es esto, ya que todavía sigue impartiendo clase».