Quantcast

Duran admite que no se siente cómodo con la abstención pero tampoco con el 'sí'

Acudirá a la proclamación y justifica la abstención ante el trato «injusto» del Estado a Cataluña

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, ha admitido este viernes que no se acaba de sentir cómodo con la abstención de su grupo parlamentario a la Ley de Abdicación cuando se vote en las Cortes, aunque tampoco lo estaría si hubieran optado por votar a favor y aún menos por el 'no'.

En su carta web semanal, ha negado que la abstención responda a la idea de que lo que decida el Estado no va con Cataluña, porque aboguen por la república en vez de la monarquía como articulación del Estado ni porque esté de acuerdo o no con el futuro Rey, al que ha deseado «todo tipo de aciertos y éxitos, por el bien de todos».

Tras discrepar que con la abstención rompan su sentido de Estado, ha definido al Príncipe Felipe como una persona preparada y competente para afrontar «una necesaria renovación desde su espacio constitucional a todos los niveles», a cuyo acto de coronación acudirá con mucho gasto y con plena normalidad democrática.

«Que le vayan bien las cosas. Él sabe y es consciente de que tendrá que ganarse la corona día a día», ha expuesto el también líder de UDC, que ha arremetido contra PP y PSOE por haber pactado el contenido de la Ley de Abdicación y habérselo consultado posteriormente.

«Cuando se quiera un pacto de Estado hay que invitar a participar en la cocina para hacer el plato, y no solo a la mesa para comerlo», ha reprochado Duran, que ha pedido al futuro monarca, Felipe VI, sensibilidad con Cataluña.

A su juicio, Felipe VI sabe que el Estado que heredará trata «muy injustamente» a Cataluña, por lo que debe ser muy sensible a esta realidad y a no ignorarlo, pese a reconocer que es una cuestión que depende más del Gobierno que del futuro Rey.

«No podemos hacer ver que no llueve y resguardarnos en un edificio lleno de goteras. Ojalá que el nuevo Rey pueda ayudar a reconstruirlo», ha deseado Duran, que ha lamentado que el Gobierno se haya tomado mal la futura abstención de CiU.

Respecto al Rey Juan Carlos I, Duran ha señalado que le gustaría que hubiera ido más allá en la claridad en sus posicionamientos públicos sobre Cataluña, pese a ser consciente de sus limitaciones constitucionales: «Esto no significa que privadamente, siempre sin salir del guión constitucional, haya podido reclamar del actual jefe del poder ejecutivo una respuesta que diera salida a la reivindicación del pueblo catalán».

«Nunca, seguramente, se podrá responder afirmativamente a esta observación y tampoco, sin embargo, negativamente. Tengo mi impresión e información, pero no sirven de nada», ha apuntado.

POLÍTICA PEQUEÑA

También ha aprovechado para acusar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de ser responsable de hacer política pequeña al recurrir el Estatut ante el Tribunal Constitucional (TC), obstruir la renovación de los magistrados con mandatos caducados e impulsar cuñas publicitarias «excitando la animadversión» contra Cataluña, entre otras cuestiones.

«No se puede reclamar a nadie con autoridad moral que se haga política en mayúsculas cuando lo que está pasando es fruto de tanta política pequeña. ¿De mucha más gente? Sí, pero sobre todo o principalmente del PP», ha sentenciado.