Quantcast

Los niños que sufren ciberacoso acuden a las consultas de Pediatría con cefaleas, insomnios y dolores abdominales

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los niños que padecen ciberacoso suelen acudir a las consultas de Pediatría con síntomas psicosomáticos como, por ejemplo, cefaleas, insomnios y dolores abdominales prolongados, según ha asegurado el pediatra de la Unidad de Medicina del Adolescente del Hospital Universitario Infantil La Paz de Madrid, Angustias Salmerón, durante el Congreso Extraordinario de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Por este motivo, la experta ha destacado el importante papel que juegan los pediatras a la hora de detectar un posible caso de ciberacoso en adolescentes, por lo que ha subrayado la importancia de que estos profesionales realicen en sus consultas entrevistas psicosociales para reconocer esta patología, incluyendo preguntas sobre el uso de las nuevas tecnologías.

«Es importante que les ayudemos, junto a los padres, a identificar lo que es normal y lo que no lo es. Además, muchas investigaciones han demostrado que las víctimas de ciberacoso tienen más riesgo de depresión grave y suicidio», ha recalcado la especialista, para recomendar a los padres y a los pediatras estar formados en este campo y contar con los recursos suficientes para saber responder ante estos casos.

Y es que, si antes el acoso en el colegio se producía de lunes a viernes en horario escolar, las nuevas tecnologías han hecho que este acoso esté presente y «activo» las 24 horas del día, los 365 días del año y que, además, la audiencia sea «mucho mayor». Sin embargo, tal y como ha avisado la experta, los adolescentes no suelen considerar que la situación de acoso que están sufriendo sea algo anormal.

«De hecho, cuando son preguntados por el ciberacoso, los adolescentes no lo refieren, pero cuando la cuestión es si le insultan o han sido insultados a través de la red, hasta la mirad de ellos reconocen haber acosado o ser víctimas de acoso», ha recalcado Salmerón.

Finalmente, la experta ha insistido en la importancia que tiene que se promocionen hábitos saludables desde la familia, escuela y desde el propio ámbito sanitario, ya que, según ha zanjado, el «buen uso» de las nuevas tecnologías es actualmente una cuestión prioritaria.