Quantcast

Rajoy pide a la UE no enredarse en debates institucionales y defiende que Juncker sea presidente de la CE

VIDAGO (PORTUGAL), 4 (EUROPA PRESS)

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha pedido a la UE que no se enrede en debates institucionales ahora que está saliendo de la crisis y ha defendido que el candidato del Partido Popular Europeo (PPE) Jean Claude Juncker sea el primero en intentar recabar los apoyos necesarios para ser designado presidente de la Comisión Europea.

En rueda de prensa conjunta con su colega portugués, Pedro Passos Coelho, al término de la cumbre luso española de Vidago (norte de Portugal), Rajoy ha señalado que, puesto que el PPE ha ganado las elecciones europeas del 25 de mayo, su candidato a presidir la Comisión, Jean Claude Juncker, debe ser quien tenga «preferencia» a la hora de intentar recabar el aval de la Eurocámara.

Son los líderes europeos los encargados de designar al candidato a presidir la Comisión Europea, aunque el Tratado de Lisboa precisa que lo harán teniendo en cuenta los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo, que debe ratificar al candidato por una mayoría simple de 376 eurodiputados.

En la cumbre del 27 de mayo, los líderes de la UE eludieron respaldar a Juncker –pese a que cuenta ya con el apoyo de los socialistas en la Eurocámara– y encargaron al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que negocie en las próximas semanas con la Eurocámara y con todos los estados miembros para encontrar un candidato aceptable para todos.

Si los líderes europeos optasen por prescindir de Juncker, podrían provocar un choque con la Eurocámara, que ha amenazado con vetar a cualquier candidato tapado, que no fuera en las listas a los comicios del Parlamento Europeo.

Rajoy se ha referido este miércoles a la importancia de «evitar» este tipo de «bloqueo institucional». «Los ciudadanos no comprenderían que ahora que estamos saliendo de la crisis nos enredásemos en debates inacabables» sobre la renovación de las instituciones, ha dicho.

El nombramiento del presidente de la Comisión formará probablemente parte de un paquete más amplio de reparto de altos cargos de la UE, que incluye también al nuevo presidente del Consejo Europeo, el Alto Representante para la Política Exterior y el presidente a tiempo completo del Eurogrupo, cargo al que opta el ministro de Economía, Luis de Guindos. Ello exigirá un equilibrio entre candidatos de izquierda y derecha, norte y sur y hombres y mujeres.