Quantcast

Un oso se cuela en un jardín y se echa la siesta en la hamaca

Un oso negro entró en un jardín y, no contento con eso, decidió tumbarse en una hamaca. Parece que el animal estaba algo cansado ya que además se quedó allí tumbado 20 minutos.

Esta curiosa historia ha ocurrido en Daytona Beach, en el Estado de Florida (EEUU). La sorpresa que se llevó el dueño de la casa, fue tremenda. Cuando Vincent James abrió una de las ventanas de su casa y se encontró al oso descansando en su hamaca no podía dar crédito a lo que estaba viendo.

Según contó el hombre en la BBC, el animal estaba en el jardín «relajado como si fuera un turista o algo así». Pero la situación llegó a ser aún más surrealista., ya que cuando el oso se marchó no lo hizo definitivamente. Al rato volvió a su jardín y se quedó allí un poquito más. Después de recuperar fuerzas el animal se marchó al bosque como si nada.