Quantcast

Ricky Martin: «La fama también te hace vulnerable y te vuelves muy sensible»

Así arranca la entrevista de Ricky Martin con Que.es. El puertorriqueño ha hecho una fugaz visita de tres días a Madrid para presentar su canción para el Mundial de Brasil 2014, 'Vida', compuesta por el norteamericano Elijah King y ganadora de un concurso en el que participaban 1.900 composiciones de 29 países distintos. El vídeo, dirigido por Kátia Lund ('News From A Personal War' y 'Ciudad de Dios') y Lívia Gama, de Bossa Nova Films, acumula más de 12,3 millones de visitas desde que se publicó en el canal oficial de Martin en YouTube el pasado 22 de abril. 

Estamos aquí para hablar de fútbol y de música…

Sí; me encanta.

¿Qué te encanta más?

No, no es justo… No es justo que empecemos así… (Sonríe). A mí me gusta más la música. Honestamente, te diré que mucha gente me pregunta que conexión tengo con el fútbol y, para empezar, en Puerto Rico no se practica el fútbol, es más el beísbol, el basket y el boxing. Pero he pasado mucho tiempo en México, en Argentina, en Brasil… Países que sí son futboleros, y tengo ciudadanía española, así que la pasión la entiendo y la comprendo. Pero es que a los 12 años, si no es que a los 11, yo ya estaba en la música. Mi vida es la música. A los 12 años me fui de mi casa, a ser parte de un grupo musical, y mi vida ha sido un escenario. Creo que la primera vez que pateé un balón tenía ya veintitantos años. Pero cuando vas a un partido, conoces el juego y sientes la pasión de la cancha… Te seduce. Y yo me obsesiono en la Copa del Mundo: veo todos los partidos sin importar que país y lo disfruto mucho, pero no soy muy técnico ¿eh?…

Vamos, que te dejas llevar.

Sí, me gusta la pasión y me gusta el juego.

El hecho de que esta canción vaya a formar parte de 'One Love, One Rhythm- The 2014 FIFA World Cup Official Album', ¿cómo afectará a tu forma de vivir el Mundial? ¿Estarás en Brasil? 

Quiero ir. Estoy haciendo de coach en 'La Voz' de Australia y ya he pedido que me dejen ir aunque sean tres días a Brasil, a sentir el calorcito que se está pasando en Brasil y parece que voy a poder… ¡para la final!

Sabes que las noticias que nos llegan desde Brasil a colación del Mundial de Fútbol son más malas que buenas. Tú has estado tres días en Rio de Janeiro grabando el videoclip de 'Vida', ¿cómo has percibido el país?

Fui a Brasil a hacer el vídeo antes de que empezaran a salir esas noticias. Honestamente, entiendo lo que está pasando y yo voy a defender hasta la muerte el derecho de la gente a expresarse. Antes que nada, destacar que a mí la FIFA me invita a ser parte de este evento, con lo que todo coge un cauce más natural: yo he sido invitado por la historia que tengo ya con el Mundial… Lo que quiero decir es que yo me enfoco en la música, en la cicatrización y lo que pueden provocar mis sonidos a la hora en que la gente aprieta play y escucha; esos tres minutos o cuatro que dura la canción, la gente baila y se olvida de los problemas en el trabajo, en el hogar y en el país, y eso es lo que a mí me importa.

Pero tu sensación de cómo está Brasil, tras esos tres días allí, ¿cuál es?

No lo sé, porque a lo mejor yo viví en una burbuja. Pero me fui a las calles, porque quería captar las caras de la gente, las diferentes etnias. Así que yo iba por ahí y decía 'Copa del Mundo' y la gente respondía '¡Eeeeeeh!'. Entonces, lo que yo viví fue un pueblo de Brasil muy contento. Pero solo puedo hablar por esos tres días que estuve allí. La gente que se manifiesta tiene todo su derecho y, además, ellos ven cosas que yo no he visto.

La canción 'Vida' es la ganadora de un concurso en el que participaron 1.600 composiciones para que tú interpretaras una de ellas. ¿Qué tiene el tema de Elijah King que no tuvieran las otras?

Es que escuché la canción, cerré los ojos y me pareció LA canción para sonar en un estadio. 

Pero tuvo que ser difícil la elección…

¡Claro que lo fue! 1600… Paras, te vas, te desconectas, vuelves y empiezas a escuchar de nuevo. Hay algunas que no pasas del primer estribillo y hay otras que van pasando. Fue muy intenso, pero era una cosa que yo cerraba los ojos y (se pone a cantar): 'vida, buena, buena vida es…'. Vamos, que me iba al estadio con esa canción. Los arreglos musicales los metimos más tarde: influencias latina, africana y antillana, con toques de sonidos anglos también; pero solo la melodía es muy contagiosa y por eso la elegí.

Supongo que, pese a que hubo un jurado, tu opinión fue determinante en la elección final de la canción.

¡Claro, yo elegí! Me costó, porque también te digo (lo hace con la boca pequeña) que había unas canciones muy malas, pero había otras muy buenas. Los países finalistas eran Corea, Alemania, creo que México estaba también por ahí, y Brasil y Estados Unidos. Y elegí 'Vida' porque era la que más chispa traía.

Y 'Vida' va a ir al álbum oficial de la FIFA, donde estarán también la de Shakira y la de Jennifer Lopez y Pitbull. Pero, ¿cuál es la más oficial de las tres?

Oficial es solamente la de Jennifer Lopez y Pitbull. Shakira ya tuvo su canción oficial y yo también, y a la FIFA no le gusta repetir artista para las canciones oficiales. La de Shakira y la mía no son oficiales, pero forman parte del CD oficial de la Copa.

Por tu parte, ¿piensas incluirla en algún próximo trabajo tuyo propio?

Probablemente; será como un bonus track que nos ayude a promocionar otras cosas. ¡Es que está teniendo mucho éxito! Yo sé que esta canción no va a morir mañana, que la voy a seguir cantando dentro de diez años. 

El vídeo supera ya los 12,3 millones de visitas en YouTube…

¿De verdad? ¡NIIIIIIIIICE! (palmada al aire) Pero en realidad es un trabajo de un equipo: la discográfica, mis representantes y por supuesto, los fans, que son los que están ahí haciendo, como dicen en Brasil, 'mucho barullo'.

¿Cómo fue el rodaje del vídeo? 

Y no me quería ir, me quería desnudar (risas); pero eso lo dejamos para…

Para los bonus

Eso, para los bonus (risas). Honestamente, es que Brasil es muy sensual y el idioma, y la música, y la playa, y el clima estaba espectacular: no había humedad, estaba saliendo el verano y entrando el otoño… Y lo mismo que te digo que hay escenas que están producidas, hay otras que no. Había como ocho o nueve personas que tenían diferentes cámaras y bastó con irse a la calle y grabar. Fue muy natural este vídeo y creo que se percibe cuando se ve. Para mí era muy importante lo de las diferentes etnias, lo que en realidad es Brasil. 

Es cierto, y lo acabas de comentar, que llevas toda la vida en la música, siendo conocido y viajando de un lado a otro. ¿Cómo concilias tu carrera con tu vida familiar, con tus dos hijos?

Como empecé de tan chico, no lo extraño. Es que a los doce años yo le decía a mi padre 'papi, papi, papi, llévame a esa audición, quiero ir a esa audición'. Era obsesivo con la idea de ser artista. En mi caso no fueron los padres los que me obligaron a ser artista; yo llevaba a mis padres a hacer audiciones. En mi vida lo único que yo he querido es llevar mi música, ser aceptado. El público es un vicio; el aplauso es un vicio que a mí me encanta. Imagina cuando mucha gente te dice: 'bravo, bravo, qué bien lo haces'. ¿A quién no le gusta eso? Y con todo, tienes que cuidar tu autoestima, tus emociones, porque la fama también te hace vulnerable y te vuelves muy sensible, de forma que todo lo que diga la gente te puede afectar. Así que tiene que haber un trabajo espiritual y psicológico bien fuerte para poder mantener los pies en la tierra. Pero yo no me puedo quejar y si volviera a nacer, volvería a hacer lo mismo.

Y si te tuvieras que quedar con un momento de tu carrera…

¿Solo uno?

Venga, pues dos.

Vale, dos (risas). Esa primera vez en el escenario de manera profesional. Fue en San Juan de Puerto Rico ante 3.000 personas en el Centro de Bellas Artes; era un público exigente y fue mi primer escenario. De ahí nos fuimos al Royal City Music Hall de la ciudad de Nueva York, que fue bien intenso. Después, hay un estadio en Brasil, el Morumbi, no Maracaná, que rompimos récord de Guiness con 200.000 personas. Ese es otro momento en que te quedas 'wow'. Y primera vez en el teatro… ¿Ves? ¡Te he dicho como cinco!

Y entonces como empezó el encuentro, acaba: con risas. Se agota el tiempo y Ricky Martin tiene más asuntos que atender, a los que se entrega con la misma simpatía con lo ha hecho con Que.es. Por cierto, que el de Puerto Rico actuará este verano en Marbella en el marco del Starlite Festival, donde comparte cartel con Tom Jones, Alejandro Sanz, Alejandro Fernández, Julio Iglesias, Albert Hammond, Sergio Dalma, Chucho Valdés, Pet Shop Boys y muchos más. La cita con Ricky Martin será el 25 de julio.