Quantcast

Guerra apunta que el momento no ha sido «muy acertado» porque tras unas elecciones se proclamó la República en 1931

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El diputado del PSOE y exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, cree que el momento escogido para la abdicación del Rey Don Juan Carlos –después de las elecciones europeas del pasado 25 de mayo–, «no es muy acertado», porque, a su juicio, puede producirse «una asimilación» con la proclamación de la Segunda República Española en 1931 –que estuvo precedida de unas elecciones generales–.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, ha señalado que «esa asimilación se podía haber evitado». Eso sí, Guerra ha dicho que «antes o después» esperaba la abdicación del Rey porque, según ha asegurado, don Juan Carlos «llevaba mucho tiempo meditándolo», en concreto, «desde el año 2010».

Guerra no cree que haya «relación directa» entre la decisión de la renuncia con la permanencia de Alfredo Pérez Rubalcaba en la Secretaría General del PSOE, que se prorroga hasta el próximo 27 de julio cuando se celebrará el Congreso Extraordinario del partido para elegir al nuevo líder.

En su opinión, el Príncipe Felipe, que será el próximo Rey, es «más distante» que su padre Juan Carlos, cuya cercanía «rompía todas las barreras»: «Su padre era un hombre de carácter extrovertido cercano y muy campechano, cosa que el hijo no tiene. No es un defecto sino que es diferente», ha puntualizado.

Para Guerra, un Rey «que intervenga» en política «estará condenado a desaparecer»: «Arbitrar y moderar está bien pero meterse en decisiones políticas es un error que nunca debe cometer un Rey», ha manifestado, precisando que a Alfonso XIII «le costó la Corona».