Quantcast

Los autobuses anfibios de Rotterdam: ¡No hay quién les pare!

La estampa es curiosa. Tanto que incluso las gaviotas huyen despavoridas cuando al autobús se precipita a las aguas del río. El vehículo tiene capacidad para 42 pasajeros, que disfrutan de una ruta por la ciudad, primero al modo «tradicional», es decir por las calles y carreteras y luego surcando las aguas del Mosa.