Quantcast

Caso Nóos: Castro señala que si la firma de la Infanta fue falsificada debe ser ella quien lo denuncie

En concreto, el sindicato solicitaba que se le requiriera al notario Carlos Masià, quien participó en la constitución de Aizoon -de la que son titulares los Duques de Palma-, que aportase al Juzgado diversos documentos relacionados con las Juntas Universales de la empresa celebradas en julio de 2005 y abril de 2006, a fin de acceder a las firmas originales de éstas. Asimismo, reclamaba una pericial caligráfica de estas rúbricas.

En su resolución, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma precisa que las actas a las que se refiere Manos Limpias son las relativas a las reuniones celebradas el 29 de julio de 2005 y el 26 de abril de 2006, en las que, subraya, tanto la Infanta como su marido, Iñaki Urdangarin, intervinieron respectivamente como presidenta y secretario para tomar determinados acuerdos -la designación de los cargos de la Junta de Aizoon y el traslado de su domicilio social-.

Unos acuerdos que, justifica, fueron posteriormente elevados a públicos por el Duque ante Carlos Masià, notario autorizante que «era sobradamente conocedor de la identidad de don Iñaki Urdangarin, de la calidad en virtud de la cual protocolizaba los referidos acuerdos y de su firma, razón por la cual ninguna duda debió abrigar sobre la autenticidad de los documentos que se le presentaron para autorizar su elevación a públicos».

Es por ello que, recalca, no procede que terceras personas que no intervinieron en la confección de las actas «se cuestionen en estos momentos la, cuando menos, aparente realidad de tales Juntas, la asistencia de las personas que en ellas se dice ni las firmas con las que dieron su conformidad a lo que en ellas supuestamente se decidió, debiendo en un principio tenerse como cierto su contenido».

Asimismo, recuerda que la propia Infanta afirmó en el curso de su declaración que nunca actuó como presidenta de las Juntas Universales de Aizoon y, «es más, ni tan siquiera asistió a ellas». En cuanto a la práctica de una pericial caligráfica, Castro asevera que si Doña Cristina «presidió las Juntas, simplemente asistió o ni una cosa ni otra, es algo que difícilmente podrá constatarse acudiendo a una pericial caligráfica de las firmas».

Cabe recordar que el pasado mes de abril el juez ya acordó no admitir a trámite esta petición, al haber sido solicitada en su día por el procurador de Manos Limpias pero en representación de la entidad Frente Cívico Somos Mayoría -promovida por el exdirigente de IU y PCE Julio Anguita-, personada entonces como acusación popular en la causa.