Quantcast

Un anciano se recupera de Alzheimer gracias a su perro

Cuando se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, no es por simple refranería. Esa compañía y esa comprensión queda representada a la perfección en la siguiente historia. 

Charles Sasser sufrió un golpe muy duro hace unos meses. Los médicos le diagnosticaron Alzheimer, una enfermedad que se lleva de un plumazo todos los recuerdos de una persona. Sin embargo, el de este anciano de Nueva York es un caso especial.

Su estado de salud se degradaba como es normal con el paso de los meses por culpa de este enfermedad degenerativa pero apareció el perro de la familia, Roscoe, para revertir la situación.

Su hija pensó en el perro para que su padre pudiera mejorarse. Sorprendentemente sus vínculos se afianzaron. Mientras que Sasser rechazaba el trato humano, se sentía muy cómodo con el can. 

El tratamiento de los médicos y la ayuda de su perro han provocado que el anciano haya recuperado el habla y parte de la memoria. ¡Ver para creer!