Quantcast

Cataluña prohíbe las balas de goma con varios antidisturbios imputados por lesiones causadas a manifestantes

Las conclusiones de la comisión, que en el Parlament se ratificaron con los votos favorables de CiU, ERC y C's, fijaban que hasta el 30 de abril las balas de goma solo se utilizaran en caso de extrema necesidad.

En las conclusiones se otorgaba a la Consejeria de Interior un plazo de cuatro meses para elaborar un protocolo que dote a la Brigada Móvil (Brimo) y a los efectivos del Área de Recursos Operativos (Arro) de material actualizado y facilite la rotación de los agentes para evitar «el cansancio y el estrés en las tareas más exigentes».

Se promovía también la creación de un protocolo de reparación de daños para indemnizar a las víctimas de actuaciones policiales, que contemplaba también una aplicación retroactiva para las persones que han sido afectadas por las balas de goma.

También salieron adelante peticiones de mejorar la planificación de los dispositivos policiales, así como de fomentar el diálogo y la mediación para garantizar la seguridad de la vía pública.

POLÉMICA Y ANTIDISTURBIOS IMPUTADOS

El debate político y social sobre este tipo de instrumentos se agudizó a raíz de la polémica por las lesiones que sufrió Ester Quintana, cuando el conseller de Interior era Felip Puig. El caso Quintana es especialmente significativo porque el departamento de Interior ha negado siempre que aquel día autorizara el uso de pelotas de goma -es preceptiva la orden del director de los Mossos-, si bien un juez mantiene imputados a un subinspector y a un escopetero de los antidisturbios, al apreciar que las lesiones son compatibles con el impacto de un pelotazo.

De hecho, un informe de los Mossos d'Esquadra admite que los disparos de las pelotas de goma son en ocasiones «totalmente imprevisibles», ya que los proyectiles describen trayectorias «aleatorias» tras rebotar en el suelo.

Los mossos elaboraron este informe a instancias del juez de Barcelona que mantiene imputados a once antidisturbios -inicialmente imputó a 22- por las lesiones que sufrió un joven que perdió el bazo durante la huelga general del 29M de 2012 al recibir, según su versión, el impacto de una pelota de goma.

Otro juez de Barcelona también ha imputado a 14 antidisturbios por las lesiones de un joven que perdió un ojo supuestamente por un pelotazo en la manifestación de la esa misma huelga general. No obstante, varios de los casos investigados acaban siendo archivados, especialmente al no poder concretar el autor del disparo o incluso al no poderse determinar que las lesiones sufridas hayan sido provocadas por una pelota de goma.