Quantcast

Un selfie mortal: Muere al volante al actualizar su estado de Facebook

«Me siento feliz», decía Courtney Ann Sanford. Estas fueron las últimas palabras de esta ciudadana estadounidense de 32 años que falleció en un accidente de tráfico. Un accidente que se produjo porque la mujer, mientras conducía, iba actualizar su cuenta en Facebook.

Esa imprudencia le costó la vida. Así lo corroboraron las fuerzas policiales, que certificaron que Sanford no había bebido ni había superado los límites de velocidad permitidos.

Los investigadores del siniestro apuntan al despiste de la red social como factor fundamental del siniestro. La hora de la última publicación en Facebook corrobora la versión policial. 

El coche de la fallecida provocó una colisión contra un camión, cuyo conductor por fortuna no ha quedado gravemente herido.