Quantcast

El vídeo Hello Kitty, de Avril Lavigne, acusado de racismo

En el vídeo, la cantante Avril Lavigne aparece cantando frente a cuatro bailarinas japonesas vestidas idénticas, que permanecen calladas y tienen una actitud algo robótica.

Desde su estreno el pasado 23 de abril, el vídeo acumula más de 6,5 millones de visitas, pero también numerosas críticas en redes sociales donde se tilda la imagen que divulga de la cultura japonesa de racista.

La cantante se ha defendido en Twitter asegurando que ama la cultura japonesa y precisamente se desplazó a Tokio para grabar el vídeo junto con coreógrafos de esa nacionalidad.