Quantcast

Un joven fallece después de caerle un crucifijo de 30 metros de altura

Un paseo relajante que se convirtió en trágico día. Así transcurrió la jornada para un grupo de jóvenes capellanes que realizaba una excursión por la región de Bérgamo.

Por desgracia, uno de sus compañeros- de tan sólo 20 años de edad- falleció después de que el crucifijo del Cristo Redentor, que tenía una longitud de más de 30 metros, cayera encima suya sin poder hacer nada más que certificar su muerte.

La obra fue realizada por el artista italiano Enrico Job. Una de las partes del crucifijo fue la que se rompió, impactando directamente sobre el joven.

La policía ha iniciado las labores de investigación aunque señalan que es aun pronto para saber con certeza lo que ha ocurrido.