Quantcast

Una mujer embarazada de cinco meses aborta para entrar en Gran Hermano

Josie Cunningham se ha convertido famosa en el Reino Unido por unas polémicas declaraciones en las que ha afirmado que «estaría dispuesta a participar en Gran Hermano abortando en el quinto mes de gestación».

Esta joven de 23 años ya tuvo un pasado polémico en verano cuando consiguió que la Seguridad Social le pagara una operación para aumentar pechos. Según explicaba la propia afectada, en el instituto había sufrido las burlas de sus compañeros por ser una «tabla de planchar».

Al parecer, Cunningham recibió una oferta del canal que emite el reality show. «Ellos se enteraron que estaba embarazada y se echaron para atrás. Fue en ese momento cuando consideré lo de la aborto. Después de ello volveré a llamarles para que reconsideren la situación», explica la joven.
Esta peculiar mamá ya tiene a dos niños a su cargo, Frankie y Harley, de tres y seis años respectivamente. 

Estas controvertidas declaraciones han dejado en estado de shock a todo Reino Unido. No es para menos porque Cunningham no es una chica normal. A principios de año dejó su carrera como modelo para dedicarse a la noche y ser una escort. Muchos rumorean que uno de sus clientes sería del padre del bebé que va a abortar.

«No quiero ser famosa por tener un hijo con un futbolista o un cliente. Pasará al menos un años hasta que pueda hacer películas pornográficas. Esta es mi oportunidad y no permitiré que nadie me la arruine», concluye Josie.

Al parecer, el Canal 5- tras el escándalo formado por el tema- no tiene intención de que Cunningham participe en el reality. Pintoresca desde luego es, pero quizás más de la cuenta.