Quantcast

Internet al extremo: fabrican un traje con Wifi

Aunque aún es un prototipo, no
tendremos que esperar mucho para ponernos el futuro como si de una prenda de
ropa se tratase. Borre Akkersdijk, el creador del traje, lleva desarrollando desde
2009 una tecnología que gracias a las nuevas impresoras en 3D, ha podido mostrar
a los visitantes de la última edición de la SXSW (South by Southwest), un
evento tecnológico  y musical de Austin (Texas).

En este festival, se llevó un
prototipo del BB.Suit, que funcionó como un punto de acceso al que los músicos pudieron
conectarse por Wifi y cargar hasta 22 temas en el traje. Su ubicación fue
transmitida y verificada por Google Maps gracias a su GPS. A pesar de que la
conexión era bastante limitada, era estable, por lo que los intentos de
conexión fueron un éxito. Akkersdijk está mejorando su propia tecnología
transformando los movimientos corporales en comandos internos.

El 3D permitió mezclar y ocultar
entre las fibras de algodón los cables y materiales electrónicos que
recorrerían todo el traje.  El principal
problema que tiene la producción no es sólo su evidente coste, sino que, como
cualquier tipo de ropa, ha de lavarse, y los componentes no pueden mojarse.

A la espera de que comience a comercializarse, la aparición de
las gafas de realidad aumentada Google Glass y el BB.Suit están llevando un
paso más allá el término «tecnología vestible».