Quantcast
lunes, 29 noviembre 2021 15:09

El Bilbao Basket continúa en situación de incertidumbre

La situación del Bilbao Basket pasa por uno de los momentos más inciertos de su historia. Los aficionados temen el peor de los desenlaces: que el club acabe desapareciendo. La plantilla no pudo cobrar este miércoles el pagaré que recibió tras desconvocar la huelga hace casi un mes y medio, fecha en la que se acababa el plazo para cobrar, debido a que las arcas del club están vacías.

Los jugadores respaldaron desde el primer momento a los nuevos gestores que han tomado las riendas del club porque «habían cumplido todo lo prometido» y, a ultima hora de este miércoles, confirmaron que aumentaban el plazo hasta este jueves para hacer efectivos los pagaré. Si no se cumple lo acordado, «cada jugador tomará la decisión personal que crea conveniente».

Lo más probable es que no sean efectivas hasta después de la Junta de Accionistas que debería ratificar al nuevo consejo, que se celebrará el próximo 5 de mayo. Estos gestores siguen ganando tiempo para formalizar la apertura de una línea de crédito que aparece como la única fórmula para poder acometer los pagos a la plantilla y otros que debe atender el Bilbao Basket antes de que empiecen a ser denunciados por los acreedores.

La salida de Gorka Arrinda del Bilbao Basket se entendía como una condición para que los jugadores desconvocaran la huelga, pero después de cuatro meses en los que los plazos se han ido sucediendo, la gestión de la entidad está actualmente paralizada