Quantcast

Un niño atrapado en una máquina de peluches de la bolera

La realidad vuelve a una vez más a superar a la ficción. Un niño de tres años aparece dentro de una máquina de peluches de una bolera. Como no, esta historia sucedió en Estados Unidos. Este peculiar incidente comienza con la desaparición del pequeño cuando su madre se encontraba en el aseo. Alterada por la ausencia de su hijo, como es lógico, advirtió a los servicios policiales. Horas más tarde, el dueño de la bolera encontró al pequeño, encerrado en la máquina.

Aún se desconoce cómo pudo entrar en el pequeño habitáculo, pero lo cierto es que la imagen no deja lugar a dudas. El pequeño apareció con un peluche en la mano y dentro de la máquina. Sin salir de su asombro, el dueño de la bolera regaló el peluche al niño cuando los servicios de emergencia le sacaron de la 'pecera'.