Quantcast

El golfista español Pablo Larrazábal se tira al lago atacado por abejas en el Open de Malasia

Puede parecer una broma, pero fue muy serio. Larrazábal, que aseguró haber vivido el momento «más terrorífico» de su carrera, solo encontró refugio en el agua tras ser atacado por las avispas justo después de golpear la bola en un bunker camino del green del hoyo 5. «Tras golpear la bola comencé a caminar y sentí algo en la nariz. Pegué un manotazo y de repente vi como treinta o cuarenta avispas, o algo con un tamaño tres veces superior, me empezaron a atacar a lo grande. Eran enormes y yo no sabía qué hacer. Mi caddie me dijo que corriera, así que empecé a correr como un loco, pero me perseguían, hasta que otros jugadores me dijeron que saltara al lago».

Larrazábal recibió cerca de veinte picaduras entre la cara y la cabeza y tuvo que ser atendido en el centro médico de la casa club, donde le pusieron dos inyecciones