Quantcast

Desastre del ferry en Corea del Sur: Salen a la luz los mensajes de desesperación de los viajeros

Continúan unas labores de rescate de los viajeros del ferry surcoreano hundido, que están asombrando al mundo… por caóticas. Aunque oficialmente la cifra de fallecidos es de nueve, en el buque 'Sewol' viajaban 475 pasajeros y han sido rescatados tan solo 179. Los jóvenes, que participaban en un viaje escolar, navegaban desde Incheon (noroeste) a la Isla de Jeju (sur), ambos territorios pertenecientes a Corea del Sur.

Y a esta hora, para desesperación de los familiares de quienes aún no se conoce el paradero, han salido a la luz mensajes de pánico, de desesperación o de amor que enviaron los adolescentes que sufrieron el accidente, en la madrugada del miércoles, hora peninsular española.

«Te envío este mensaje por si no puedo volver a decírtelo: Mamá, te quiero», escribió Shin Young-Jin, uno de los chavales que finalmente fue rescatado, con su 'smartphone' a su progenitora. Ella, ajena aún al accidente, le respondió: «Yo también te quiero».

La historia de Kim Woong-Ki, de 16 años, no tiene final feliz. Buscó consuelo en su hermano mayor, cuando el barco estaba volcando. «No entres en pánico», le contestó su hermano, «haz lo que te digan que tienes que hacer y vas a salir de allí. Kim es una de las desaparecidas, según cuenta elmundo.es

EL BARCO SE DESVÍO DE SU RUTA 

Tras interrogar al capitán y a otros miembros de la tripulación, funcionarios de la Guardia Costera informaron a medios surcoreanos que el buque se desvió de la ruta recomendada por el Gobierno entre el puerto de Incheon y la isla de Jeju.

Además, según las autoridades, el barco habría realizado un cambio de dirección brusco en lugar de girar de forma gradual en aguas frente a la costa suroeste de Corea del Sur. Este giro podría haber causado el desplazamiento de parte de la carga, lo que habría desequilibrado el barco y provocado su vuelco, según una nueva hipótesis planteada por expertos que todavía no han podido ser verificada.

Más de medio millar de buceadores continúan este jueves con la búsqueda a la desesperada de los todavía 287 desaparecidos que habrían quedado atrapados en el barco con escasas probabilidades de sobrevivir, mientras el número de muertos confirmados asciende a 9 y el de rescatados con vida a 179.

Del total de pasajeros, 325 eran estudiantes de bachillerato de un instituto de Ansan, en la periferia de Seúl, que partieron en un viaje escolar a la turística isla de Jeju.