Quantcast

España ya tiene su propia moneda Bitcoin, desde hoy

En tiempo de crisis financiera, con la incertidumbre y la desconfianza instalada en gran parte de la población, y en plena era de Internet las nuevas formas de pago en la red han experimentado un importante auge. En febrero de 2009 nacía la criptodivisa Bitcoin. Esta moneda digital, lanzada por el japonés Satoshi Nakamoto, sirve para intercambiar bienes y servicios, pero con una serie de particularidades:

  • No pertenece ni depende a ningún Estado
  • Al tratarse de una moneda encriptada, no puede ser falsificada o duplicada
  • El intercambio se realiza mediante personas individuales
  • Se puede cambiar a cualquier moneda de curso legal

Pese a pasar prácticamente desapercibido durante los primeros meses en el mercado, poco a poco el Bitcoin fue adquiriendo importancia hasta situarse en la primera plana de los intercambios en la red. Agencias de viajes y páginas de compraventa de artículos en Internet ya aceptan incluyen esta criptomoneda entre sus formas de pago.

De esta forma, el Bitcoin, junto con otras monedas digitales surgidas a raíz de la popular creación japonesa, ha demostrado que podemos organizarnos sin un dinero emitido por estados o bancos. De estos antecedentes surge SpainCoin, «creado por el pueblo y para el pueblo español». Usar esta moneda es «una manera de que el individuo recupere su libertad y tenga el cien por cien del control de su dinero, rebelándose ante el poder de los bancos centrales», señalan desde la compañía.

¿CÓMO NACE SPAINCOIN?

Antes de su lanzamiento al público, esta moneda digital ha experimentado un mes de cambios continuos. Una vez estabilizado su valor, y a diferencia de otras monedas digitales, el SpainCoin será distribuido de forma gratuita entre los ciudadanos que lo soliciten. Del total emitido, el 50% de las monedas tendrán este carácter gratuito, mientras que la otra mitad se comercializará de la misma forma que el Bitcoin o el resto de criptomonedas. Desde la organización aseguran que esta manera de distribuirla «esperan lograr la adopción masiva de la moneda a largo plazo, y sobre todo, educar al público sobre la existencia de monedas digitales».

¿DÓNDE SE PUEDE ADQUIRIR?

Desde las 00:00 horas de este miércoles ha comenzado el reparto de los SpainCoin. La moneda se puede solicitar a través de SpainCoin.org o en varios puntos de intercambio de monedas (los populares 'Exchange').

¿QUÉ ES NECESARIO?

Los usuarios que deseen captar esta nueva moneda digital tienen dos vías de identificación: el DNI electrónico y el certificado FNMT.

Con el DNI electrónico, será necesario conocer el PIN de nuestro Documento Nacional de Identidad. Este código aparece en el sobre que acompaña a la tarjeta en su renovación y es el mismo que se requiere en otro tipo de operaciones de carácter personal en la red. Además, para poder utilizar este método el usuario deberá tener un lector del DNI electrónico y que los certificados requeridos no estén caducados.

Por otra parte, el certificado FNMT es un documento expedido por la Real Fábrica Nacional de Moneda y Timbre que permite identificarse de manera telemática. Una vez completado el proceso, el certificado debe ser descargado en el ordenador e instalarlo posteriormente en el navegador.

¿QUÉ SERVICIOS OFRECEN?

El SpainCoin ofrece tres tipos de servicios distintos: Minar, cambio y compras. Por ahora, y debido que tan solo cuenta con un mes de vida en el mercado, ninguna de las páginas más populares de compraventa en la red o las agencias de viajes no aceptan el SpainCoin como forma de pago. Tan solo cinco entidades garantizan el uso de esta nueva moneda.