Quantcast

Tiroteo de Kansas: Obama consterando por los tres fallecidos en el supuesto crimen de odio religioso

Tres personas han muerto este domingo después de que un hombre abriera fuego en dos centros judíos distintos en las afueras de Kansas City (Kansas, EEUU), y el sospechoso ya ha sido arrestado, según informó la policía local.

El primer tiroteo se produjo en el Centro Comunitario Judío de los Alrededores de la Ciudad de Kansas, y el segundo tuvo lugar en Village Shalom, un centro residencial para la tercera edad de religión judía, según informes policiales citados por las cadenas de televisión local KCTV y KSHB.

El sospechoso, un hombre de 70 años, fue arrestado a alrededor de una milla de distancia del centro residencial, y, de acuerdo con varios testigos, gritó «Heil Hitler» a medida que las autoridades se lo llevaban.

Las víctimas han sido un joven de 14 años y su abuelo, según declaró al diario 'Kansas City Star' Cathy Bien, portavoz de la Iglesia Metodista Unida de la Resurrección en la localidad de Leawood, a la que supuestamente asistían los dos fallecidos, si bien la policía no ha confirmado estos detalles. La tercera víctima es una mujer que se encontraba en el centro residencial, según han informado en una conferencia de prensa el jefe de policía de Overland Park, John Douglass.

El propio Douglass también ha manifestado que es pronto para saber si se trató de un crimen de odio, pese a haberse producido en la víspera de la festividad judía del Pesáj. «Es demasiado pronto en la investigación para definirlo. Sabemos que es un acto vicioso de violencia. Obviamente, en dos centros judíos, podríamos asumirlo, pero tenemos que saber más sobre ello», indicó Douglass.

El jefe de policía aseguró que el hombre no era de Kansas City y que usó una escopeta para el crimen aunque también tenía en su poder una pistola cuando fue arrestado.

Las autoridades locales bloquearon temporalmente el acceso a los dos edificios afectados. En el primero de ellos, había unas 75 personas en el salón de actos, la mayoría de ellos niños que se disponían a participar en una audición para un concurso de baile, según informó la cadena local KCTV.

OBAMA CONSTERNADO

El presidente Barack Obama ofreció sus condolencias a las familias de las personas que fallecieron durante un par de tiroteos afuera de un centro de la comunidad judía y un complejo residencial para jubilados en Kansas. «Michelle y yo ofrecemos nuestros pensamientos y oraciones a las familias».

Obama dijo que pidió a su equipo de la Casa Blanca mantener estrecho contacto con las autoridades policiales para que se les proporcionen los recursos necesarios para apoyar la investigación en curso.