Quantcast

Conflicto de Ucrania: Expira el ultimátum para que lo separatistas prorrusos depongan las armas

¿Y ahora qué? Esa es la pregunta y en muchos organismos internacionales se tiembla ante las consecuencias que pueda tener. A las 08.00 hora española -09.00 hora local- ha expirado el ultimátum lanzado este domingo por el gobierno ucraniano por el cual los activistas prorrusos sublevados en el este del país deben deponer las armas. Sin embargo, según informa la agencia Reuters, parece que los separatistas han hecho caso omiso al plazo marcado por Ucrania y de momento no han entregado las armas ni han abandonado los edificios ocupados.

«La sangre ha sido derramada en la guerra que Rusia libra contra Ucrania», denunció este domingo el presidente interino de Ucrania, Alexándr Turchínov, agregando que ha puesto en marcha una «gran operación terrorista» para atajar la solución.

Turchínov acusó directamente a Rusia de «librar una guerra contra Ucrania» en un discurso a la nación después de que grupos prorrusos armados llevasen a cabo varios ataques en las últimas horas al este el país.

El jefe del Estado, que anunció anoche que empleará el Ejército para restaurar el orden, firmó un decreto que garantiza que no se perseguirá judicialmente a quienes acaten el ultimátum en caso de que no hayan herido o matado a otros ciudadanos.

En un mensaje a la nación, Turchínov advirtió de que el Gobierno de Ucrania no permitirá la repetición del «guión de Crimea en las regiones orientales de Ucrania», en alusión a la reciente anexión de esa región ucraniana por la Federación de Rusia.

«Miles y miles de ciudadanos están siendo amenazados por pequeños grupos de separatistas armados», insistió esta madrugada el embajador ucraniano Yuriy Sergeyev ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia reaccionó al ultimátum del Gobierno de Kiev con una declaración de su cancillería que tachó de «criminal» la decisión de Turchínov de utilizar el Ejército para aplastar «manifestaciones pacíficas».

Moscú, que niega su implicación en los acontecimientos en las regiones de Ucrania, aseguró que de Occidente depende que se evite una guerra civil en Ucrania, en alusión a su influencia en el Gobierno de Kiev, al que el Kremlin le niega toda legitimidad.