Quantcast

Resucita en la morgue de un hospital pero acaba muriendo por hipotermia y asfixia

María de Jesús Arroyo vivió por 2010 una situación que parece de otro mundo. Fue declarada como muerta por los médicos de un hospital de Los Ángeles (EEUU) tras sufrir un paro cardíaco. Los profesionales la dieron por fallecida pero, de forma increíble, recuperó la consciencia dentro de la bolsa que llevaron a la morgue del centro médico.

Allí, viva e intentando sobrevivir a las temperaturas extremas que había en el interior, terminó falleciendo por hipotermia y asfixia, según informa la cadena CBS.

Esta 'segunda muerte' se produjo cuando los encargados del hospital abrieron esa bolsa y encontraron a la señora de 80 años boca abajo y con el cuerpo lleno de rasguños, señal que deja en evidencia- según los peritos- que intentó salir con vida de la morgue.

La familia de la fallecida ha demandado al hospital por «errores médicos». Un patólogo ha determinado que estaba viva en la morgue y que recuperó la consciencia debido a las temperaturas tan bajas que había allí.