Quantcast

Descubren una 'rata castor' de casi 50 centímetros que vivía en su cocina

Es un poco peliculero pero te imaginas que estás en la cocina de tu casa y ahí, en ese lugar recóndito, entre la lavadora y el lavavajillas escuchas un sonido de esos que te ponen bastante nervioso. Sí, te asustas. No lo niegues. Tú y cualquiera.

No hablamos de un pequeño insecto o la típica cucaracha que se extermina en un segundo. Hablamos de un roedor de casi medio metro de largo. Pues bien, en esta tesitura se ha visto envuelta una familia de Solna, un barrio del noroeste de Estocolmo.

Con esos ruidos, decidieron plantear una caza furtiva del roedor. Ni el gato de la familia quería aparecer por allí, síntoma de que la rata era más un castor que un entrañable animalito de compañía.

El roedor había entrado por una pared de madera y se había hecho su casa detrás del lavavajillas. Ni las famosas trampas para ratones fueron suficientes para acabar con la rata y la familia tuvo que llamar a un grupo de exterminadores.

Hasta diez días tuvieron que esperar para acabar con ese roedor, que llegó a romper algunos de los cebos colocados por los expertos.