Quantcast

'Kamikaze' aterriza en el Festival de Málaga

MÁLAGA, 24 (EUROPA PRESS)

La comedia 'Kamikaze', que se ha presentado este lunes en la Sección Oficial a concurso de la decimoséptima edición del Festival de Málaga. Cine Español, es, en palabras de su director, Álex Pina, «un canto a la vida, a las segundas oportunidades y a la capacidad que tenemos para cambiar las cosas».

Protagonizada por Álex García, Carmen Machi, Eduardo Blanco, Verónica Echegui, Leticia Dolera, Iván Massagué y Héctor Alterio, la «singular» película narra la historia de Slatan, un hombre corriente de Karadjistan que ha perdido todo. Así, movido por el dolor inicia un camino sin retorno hacia el odio y la venganza, pero se va a encontrar con el valor de la amistad.

El director, que ha estado acompañado en rueda de prensa por los actores Leticia Dolera y Álex García; el guionista Iván Escobar y los productores Mercedes Gamero y Gabriel Arias Salgado, ha comentado que la cinta es la historia de un hombre desesperado, que se pone un cinturón de bombas, que pasa los controles para estallar un avión y que, en el último minuto, es obligado a vivir con sus víctimas porque hay un temporal de nieve.

«Es una premisa contemporánea que desde hace algunos años tiene mucho que ver con los noticiarios», ha señalado Pina , al tiempo que ha explicado que hicieron una comedia, que «llega más al espectador», porque «es un canto a la vida». Preguntado por si no le da miedo abordar un tema tan duro, Pina ha insistido en que «no frivolizamos, lo hacemos más digerible porque buscamos hacer pensar sobre un tema que es árido y duro».

Al respecto, ha agregado que la cinta, que tiene ingredientes de 'thriller' y de acción, también aborda «la resistencia en los momentos difíciles». «Queríamos construir una fábula, lo que invita a un juego con el espectador, y no contar una reivindicación social árida», ha explicado.

PERSONAJES

Por otro lado, Álex García ha explicado que para lograr el acento que utiliza en la película tuvo que «trabajar mucho» y comprender a la hora de desarrollar el personaje que «no era ruso sino caucásico». Es más, ha añadido que su reto era dar vida a una persona que lo ha perdido todo y entender cómo se puede llegar a esa desesperación.

Ha contado durante la rueda de prensa que cuando preparó a Slatan salió caracterizado por las calles de Madrid y se puso a prueba en un hotel de la capital de España. Allí acudió, junto con su entrenadora de interpretación, a pedir varias habitaciones para una fiesta con su harén y notó como el recepcionista comenzaba a ponerse nervioso, hasta que, finalmente, tras una actitud cada vez más amenazante del actor, el hombre llamó a la policía y tuvo que salir corriendo.

En este punto, han señalado que el país del personaje es inventado porque, tal y como ha afirmado el director, el objetivo «es contar la historia desde el punto de vista humano e intentar huir de la aridez social y de cualquier tipo de connotación política». Al respecto, el guionista ha explicado que en la cinta han tratado de representar «una especie de Torre de Babel, porque no estamos focalizándola políticamente en un país, sino que queríamos hablar de un drama de personajes».

Leticia Dolera, por su parte, ha asegurado que le apetecía formar parte del proyecto y que le ha gustado cómo el filme cuenta la transformación del odio al amor. «Cuando los daños colaterales se convierten en personas nos damos cuenta de que no vale la pena vivir en el rencor y que es mucho mejor vivir en el amor y la amistad», ha indicado.

Por último, la actriz, que este pasado domingo presentó un cortometraje en el Festival de Málaga. Cine Español, ha comentado que está preparando su primer largometraje como directora, 'Requisitos para ser una persona normal', que se rodará en mayo en Barcelona.