Quantcast

Una joven se encuentra en coma tras complicarse una operación dental

A veces, no sabemos dónde está el peligro. Un simple dolor puede convertirse en un mal de males y un gran problema puede ser solucionado a tiempo. Sin embargo, hay cosas que vienen de forma imprevista y no se puede hacer nada contra ellas.

Un ejemplo de ello es lo que ocurrió a una joven hawaiana de 23 años que se encuentra en coma tras sufrir un paro cardiaco mientras le quitaban las muelas del juicio. Los odontólogos de la clínica usaron un desfibrilador para evitar males mayores pero, aunque su corazón latiera de nuevo, se encuentra muy grave y con una inflamación en el cerebro.

No se sabe aún que es lo que pasó, si fue una negligencia médica o algún problema en plena operación. Lo que si queda claro es que Kristen Tavares, la protagonista de esta historia, es una chica sana que se encontraba en perfecto estado.

Un especialista en anestesiología afirmó que estos problemas suelen proceder de las vías respiratorias, al interponerse en su camino un cuerpo extraño como una gasa o un diente. También, destaca, la posibilidad de que el vómito de la joven causara la gravedad en su estado físico, encharcando sus pulmones.

Su estado es muy delicado y los médicos no se atreven a realizar un pronóstico. De momento, sus dos hijos- un bebé de cuatro meses y un niño de cuatro años- esperan que su madre pueda salir de este imprevisto. Su pareja afirmaba a los medios locales que las posibilidades de que Kristen salga totalmente recuperada del coma “son reducidas”.