Quantcast

Empleo en el extranjero: Españoles a la orden de un jeque

Países como Emiratos Árabes (UAE) y Qatar han ganado en los últimos años un gran número de puestos tanto en la lista de los más ricos del planeta como en los destinos preferidos por los españoles para buscar un empleo. Dos zonas en expansión, con proyección a corto plazo y con una importante necesidad de profesionales con alta formación. Hace tan solo unos años eran poco más que un desierto sin edificios, pero ahora tienen importantes construcciones donde se ha invertido una gran cantidad de dinero.

La Embajada de España de Abu Dhabi, capital de UAE, ya ha superado las 4.000 inscripciones, aunque los responsables de la delegación calculan que en la ciudad hay más de 10.000 españoles. Una importante cifra que se ha incrementado de manera exponencial en los últimos años, al igual que en el consulado de la ciudad de Doha. La capital de Qatar cuenta con más de 1.600 inmigrantes españoles registrados en la Embajada, cuando hace tan solo ocho años no llegaba a 75.

Para entrar legalmente en el país, cualquier ciudadano extranjero debe tener un visado previo de trabajo, negocios o turismo. Normalmente, en los dos primeros casos, la empresa patrocina la entrada del trabajador y si su sueldo es alto puede incluir a su familia. Sin embargo, si entras como turista debes abandonar a los 30 días.

PROFESIONALES OCCIDENTALES PARA UNA 'SANIDAD A LA AMERICANA'

José Javier Ariño Irujo (Madrid, 1960) es médico especialista en anestesia. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el Hospital Clínico San Carlos, pero hace 10 meses llegó a Abu Dhabi. Confiesa que siempre le ha llamado la atención los Emiratos Árabes y que se hinchó a mandar currículos por varios hospitales hasta que un día recibió un correo. Es complicado convencer a los responsables de este tipo de procesos y la selección no se resuelve en cuestión de días. Antes de desembarcar en la ciudad tuvo que «superar una verdadera prueba de paciencia«, asegura entre risas.

Para que un médico consiga la licencia exigida para ejercer en UAE, primero debe realizar un examen oral del Ministerio de Sanidad local para demostrar los conocimientos de la especialidad en inglés, por supuesto. Todo ello acompañado de papeleo de todo tipo, traducción de documentos y numerosas convalidaciones. Pese a conocer este largo camino, el doctor Ariño tan solo tardó unos dos o tres días en tomar una decisión en firme.

Hay pros y contras, pero asegura que «la experiencia merece la pena«. Por supuesto, dejar a sus tres hijas en España es una dura ausencia, pero hay numerosos factores para probar durante un tiempo, entre ellos, el sueldo. El doctor Ariño es 'Consultant Anesthesia' y Jefe del Departamento de Anestesia en funciones, cargos muy similares a los que desempeñaba en su última etapa en España. Por esa labor, como el resto de facultativos, percibe una remuneración que llega a triplicar el salario medio que recibía en la sanidad española. Además, en Emiratos Árabes no se paga IRPF, pero sí otro tipo de impuestos.

Los jeques, que problemas económicos no tienen, saben que para la evolución de la ciudad de Abu Dhabi necesitan los conocimientos y la experiencia de profesionales formados en Europa y Estados Unidos. De ahí que gran parte de los trabajadores del hospital 'Al Noor' sean extranjeros. En la actualidad, el sistema sanitario es muy parecido al americano, casi todo es privado. «Los medios de los que disponen son realmente buenos y acompañado de facultativos externos muy preparados resulta una fórmula muy positiva«, apunta el doctor. Por norma general, las empresas costean las pólizas de los seguros médicos.

¿Y cómo es la vida allí?

«Es una mezcla de culturas muy particular«. Se trata de un país donde tan solo el 12% de los ciudadanos son locales, por lo que se puede decir que los extranjeros son el verdadero sustento. Los expatriados proceden de más de 200 nacionalidades diferentes y, como es lógico, conlleva una mezcla de culturas y religiones inigualable. Más allá de esa circunstancia, el doctor Ariño asegura que su día a día no es muy diferente al que tenía en España.

Lo más complicado de llevar es el calor. Hay unos cinco meses a lo largo del año que la sensación térmica es superior a los 50 grados. El resto del año el clima es muy agradable, similar al que disfrutan los habitantes de Canarias.

En cuanto a las comodidades del hogar, donde asegura que el alquiler no es nada barato, son prácticamente iguales a las de una vivienda media en cualquier sociedad desarrollada. La alimentación sí que varía, pero en supermercados de cadenas occidentales se pueden conseguir gran parte de los alimentos que puede tener cualquier frigorífico español.

¿Cómo son los famosos jeques?

Son minoría, con una economía más que solvente, pero acogen a los europeos con los brazos abiertos. Según nos cuenta el doctor Ariño, «saben que llegamos para enriquecer y evolucionar su país«. Hace tan solo 50 años, donde hoy hay enormes construcciones, el centro de Abu Dhabi era un enorme desierto.

Eso sí, muy pocos son los que cumplen con el mito de «los jeques tiran el dinero». Hay un porcentaje muy reducido con tanto poder adquisitivo que no necesita pensar cómo invertirlo, pero no todos son así. Sin embargo, es cierto que el nivel de vida de los emiratís es muy elevado, e incluso, sus sueldos son superiores al de los extranjeros.

Esa 'vida tan fácil' les lleva a tener muy poca voluntad de trabajo. Es uno de los factores que señala este español como puntos en los que los ciudadanos locales deben aprender de la cultura occidental.

¿Hablar inglés es imprescindible?

Sí, sin ninguna duda. Como en casi cualquier parte del mundo, el inglés resulta vital para desenvolverte en el día a día. Pese a que no es necesario, el doctor Ariño reconoce que intenta poco a poco incrementar su nivel de árabe. «Ya he llegado a mantener una pequeña conversación con los pacientes«, señala orgulloso.

Una experiencia inolvidable para este facultativo que asegura «tiene fecha de caducidad«. No sabe en qué momento regresará a España, pero sabe el por qué: «La alegría de la calle, el salir de tapas con mis amigos…y sobre todo la familia«.

DE ESPAÑA A QATAR, SIEMPRE COMO CAPITÁN

A sus 41 años, muy cerca de los 42, José Javier Hombrados es otro de los españoles en busca de nuevos retos. Después de defender la portería del Balonmano Atlético de Madrid, Portland, Ademar y, por supuesto, la camiseta de la selección española, este madrileño continua dando guerra a muchos atacantes. Aunque en la 'prodigiosa Wikipedia' diga lo contrario, Hombrados es el portero titular del 'Al-Sadd' qatarí. Un equipo que en la parcela futbolística puede presumir de contar con Raúl Gónzalez Blanco, el mítico 7 del Real Madrid.

La relación del guardameta con el mundo árabe comenzó la temporada pasada cuando jugó la Copa del Emir. Después, cuando desapareció el Atlético de Madrid recibió varias llamadas solicitando su regreso y decidió embarcarse en esta aventura. «Estoy muy contento por la decisión que tomé«, señala Hombrados.

¿Cómo fue el recibimiento?

La llegada del guardameta español no pudo ser más deseada. Hombrados ya puede presumir de ser el capitán del equipo. No es nada nuevo para él, pero le ha costado una pequeña novatada. «En la Copa del Golfo, al comenzar el partido hay que gritar el nombre del rival -como símbolo de Fair Play-, pero no me lo explicaron bien y grité el nuestro«, reconoce entre risas.

El portero madrileño vive en un hotel, costeado por el club, porque su familia continua residiendo en España. «Si hubiese llegado con mi mujer y mis hijos tendría una casa«, asegura. El 'Al-Sadd' le proporciona también un vehículo para moverse por la ciudad de Doha. «Es la filosofía de la mayoría de las empresas locales«, apunta Hombrados. Por norma general, las entidades funcionan como patrocinadores que avalan la llegada de los ciudadanos extranjeros.

¿Cómo es el deporte qatarí?

Los jeques invierten mucho dinero en el deporte, no hay interés por captar público, la entrada es libre. «Supone unos gastos, pero invierten para que los jóvenes hagan deporte y les inculque unos valores«, apunta Hombrados. Existen todo tipo de disciplinas y muchos están bonificados por el Estado.

En la actualidad, hay jugadores semiprofesionales, con trabajos proporcionados por el Gobierno local. Tienen salarios muy buenos para la realidad del balonmano europeo. «A nivel profesional pagan muy bien, aunque han bajado sus tarifas dada la situación de las ligas europeas y ya no tienen que hacer ofertas tan potentes para captar estrellas«, asegura el ex jugador del Atlético de Madrid.

Pese a que las ofertas ya no son tan suculentas, Hombrados recomendaría este destino a todos los compañeros de selección que se encuentran ya en la fase final de su carrera deportiva. Para los jóvenes se muestra más reacio porque el nivel de la liga de Qatar es muy inferior al potencial de la competición alemana, francesa o española. «El trabajo físico es más individual, los jugadores locales no tienen una gran capacidad de sacrificio«.

Con unas instalaciones envidiables, Qatar apuesta fuerte por el deporte. De ahí que solicitaran y les otorgaran la organizarán del mundial de fútbol y de balonmano. «Estoy seguro, lo van a hacer realmente bien«, apunta el portero madrileño.

¿Cuál es su futuro?

Al guardameta no le faltan ofertas. En Qatar quieren que continúe, pero también tiene propuestas de Alemania. Por eso, Hombrados confiesa que «no sé muy bien que va a ser de mí el año que viene«. Eso sí, echa de menos España y su familia. Eso significa que volverá a Madrid para «comer jamón del bueno y ver ganar a su Atleti».